Ciencia UdeC: hitos y desafíos para los próximos 100 años

15 mayo, 2020

  • La Universidad de Concepción comienza su segundo siglo dando cuenta de los logros alcanzados a través de su historia y proyectando los desafíos en el área de la investigación, la creación artística, el desarrollo de nuevas tecnologías y la innovación

 

La Universidad de Concepción nació hace 101 años, con la vocación de ser una fuente de formación y generación de nuevo conocimiento, al servicio de la sociedad. Las actividades realizadas desde la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo se alinean con este propósito, buscando que la institución se mantenga en permanente evolución, apoyando la investigación científica, creación artística, desarrollo tecnológico e innovación. 

En el aniversario 101 de la UdeC, la Dra. Andrea Rodríguez Tastets, Vicerrectora de Investigación y Desarrollo, reflexiona sobre el futuro de esta universidad completa y compleja: “la Universidad está llamada a seguir trabajando para aportar con ciencia, tecnología, conocimiento e innovación para que el desarrollo económico y social del país sea sostenible. Más que nunca, debemos mostrar que la evidencia científica, y la generación y transferencia de conocimiento, son fundamentales para que podamos enfrentar la emergencia sanitaria y la crisis social que vivimos como sociedad. Debemos potenciar una visión integradora, pero también profunda en el quehacer científico, y al mismo tiempo no descuidar y valorar las diversas formas de conocimiento”.

En los últimos años, la capacidad de investigación y creación artística dentro de la Universidad se han visto beneficiadas con importantes esfuerzos, desde nuevos instrumentos de financiación a mejoras en el sistema operativo, que agilizan la gestión de los proyectos. Lo anterior es destacado por el Director de Investigación y Creación Artística de la UdeC, Dr. Ronald Mennickent Cid: “hemos incrementado los beneficios y estímulos a los académicos que publican libros y damos apoyo a proyectos de equipamiento mediano y también a postulaciones a fondos externos de arte y cultura. Los estímulos por publicaciones consideran ahora libros en algunas áreas. Además, se crearon fondos para apoyar el inicio en actividades de investigación de alumnos de pregrado y, por primera vez, se creó un fondo para patrocinar postdoctorados UdeC. Este último concurso fue muy competitivo y concluyó con la contratación de cuatro excelentes investigadores con dedicación completa a la investigación”, señaló el Dr. Mennickent. Desde el punto de vista operativo, el académico destaca la implementación de la plataforma de postulación de proyectos, avanzando hacia la digitalización de los procesos, “lo que pensamos mejorar aún más incorporando pronto el proceso de referato en forma digital. En general, mantenemos una comunicación fluida con nuestros académicos permitiendo que la información relativa a concursos externos llegue de manera oportuna para facilitar la gestión de postulación. En esto es importante el Comité de Investigación y Desarrollo donde tienen representación las Facultades y Centros", indicó.

Así, en el quinquenio 2015-2019 se aprobaron 346 proyectos internos de investigación, creación artística y de investigación multidisciplinaria, mientras en el concurso interno de Iniciación ha aprobado 155 proyectos en los últimos cinco años. A su vez, han nacido en el último tiempo los proyectos de investigación en áreas relevantes como Neurociencia, Ciencia Antártica, y el Programa de Ciencia, Desarrollo y Sociedad en América Latina (Cidesal), patrocinados desde la VRID UdeC. “Todo lo anterior es gracias al trabajo constante de nuestro personal, que está profundamente comprometido con esta gestión, incluyendo secretarias, ingenieros, personal técnico y de asistencia, académicos y autoridades; todos, activos o que han pasado por nuestra Universidad, son responsables por lo que la UdeC ha logrado hasta ahora como institución. Sin duda lo logrado es un aliciente y constituye también un desafío para escalar aún más en la búsqueda de excelencia y del mejor servicio para una sociedad mejor”, comenta el Dr. Mennickent.

 

Investigación y tecnología UdeC contra la pandemia

“Es muy interesante cómo la Universidad de Concepción, una de las más importantes del país en términos de desarrollo tecnológico e investigación transferibles al medio, ha tenido la capacidad de reaccionar al actual contexto y ha sido capaz de dar curso a una treintena de iniciativas muy relevantes y que buscan responder y entregar soluciones ante la emergencia sanitaria”, afirma el Director de Innovación y Desarrollo de la UdeC, Claudio Maggi Campos. “Tenemos desarrollos desde diversas áreas como Farmacia, Química, Ingeniería, Biomedicina, Informática, por nombrar los más visibles”, detalla.

Uno de los hitos más relevantes en este sentido, recalcó Maggi, es “la plataforma Telecovid que es una plataforma de pre-diagnóstico, pero también de teleasistencia médica, y que ya ha recibido más de un millón y medio de accesos, muchos de ellos, desde el extranjero, lo que habla del gran impacto que ha tenido esta iniciativa UdeC. Además, ha habido una muy buena interacción entre la Unidad de Telemedicina de nuestra Universidad, que está a cargo de este proyecto y es una de las pioneras en el área en el país, con la Facultad de Ingeniería, donde tenemos académicos apoyando el desarrollo de mejoras para la plataforma y una aplicación móvil que se pueda adaptar a los distintos requerimientos de las personas, por ejemplo, de áreas rurales o de la actividad minera, por ejemplo”.

Las consecuencias económicas de la actual crisis también son enfrentadas con iniciativas UdeC, entre las que Maggi destaca que “a través del Cetma-UdeC, estamos apoyando fuertemente a las empresas en el avance hacia una mayor incorporación de modalidades digitales de trabajo en pymes, para que puedan seguir operando, pero llevando ciertas funcionalidades como la comercialización, marketing y distribución, a plataformas digitales”.

En el campo interno, la UdeC, “ha estado operando en toda su labor formativa a través de plataformas virtuales, algo que era impensado hace sólo algunos meses, ya que, el año pasado, en la Universidad, se dictaron apenas tres cursos de malla curricular por la modalidad remota y ahora son más de cinco mil los que se están impartiendo por esa vía, con un comportamiento notable por parte de los estudiantes, con mucho compromiso, colaboración y responsabilidad”, comentó el director Maggi.

 

Proyecciones y desafíos

El apoyo a la investigación se proyecta fuera del ámbito académico, gracias a tres unidades dependientes de la VRID: la Unidad de Propiedad Intelectual, la Oficina de Transferencia y Licenciamiento y la incubadora de negocios IncubaUdeC. En estos años, estas tres instancias han logrado importantes reconocimientos nacionales e internacionales, dado el trabajo de sus equipos con miras a que el conocimiento producido en la Universidad tenga un impacto positivo en la sociedad.

Si bien la generación de activos protegibles como propiedad intelectual, es algo que surge con las primeras actividades de investigación en la Universidad, es en 2003, con la creación de la Unidad de Propiedad Intelectual, UPI-UdeC, que se genera una sistematización de la identificación y la protección de estos activos. Ximena Sepúlveda Barrera, Jefa de la UPI UdeC, afirma que las normas internas claras y justas, en materia de titularidad e incentivo a los académicos que formaran parte de este acervo de creadores e inventores, han estimulado la solicitud de patentes y han sido incorporados en los instrumentos de evaluación de desempeño docente en la Universidad. “Esto ha significado que la UdeC pueda mostrar de los mejores resultados a nivel nacional en términos de patentes y en registro de derechos de autor, que se han reconocido, al menos, durante los últimos años por el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, Inapi, lo que demuestra la gran labor que realizan en esta materia los investigadores de nuestra Universidad”, explica Sepúlveda. “Ellos conocen los protocolos y recurren a él cuando están ante un activo que podría ser protegible y reciben nuestro apoyo y orientación de manera ágil”, enfatiza.

En cuanto a los desafíos, la Directora Ejecutiva de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento, OTL, Sandra Araya Tapia, indica la necesidad de potenciar el rol de la transferencia, que es el paso en que el saber se hace tangible a la comunidad. “Es importante que las actividades relacionadas con transferencia tecnológica y de conocimientos, de alguna forma puedan ser evaluadas y consideradas en la carrera académica, que los académicos y académicas vean un impacto positivo para ellos. Sería un incentivo muy poderoso”, apunta Araya. Con éxitos como la comercialización internacional de mallas fotoselectivas para la fruticultura, surgido en el Campus Chillán, reconocimientos recibidos por parte de Corfo y la Red de Gestores Tecnológicos, y el trabajo colaborativo con el Hub APTA, para Araya un hito importante fue la emisión en 2019 de un decreto que valida el nuevo reglamento para la creación de empresas de base tecnológica universitaria (EBTU). Finalmente, destaca “Para nosotros es motivo de gran orgullo el haber promovido la realización de los Premios UdeC Ciencia Con Impacto, que es una instancia de reconocimiento interno para nuestros investigadores e investigadoras”.

La Directora Ejecutiva de Incuba UdeC, Beatriz Millán Jara cuenta cómo ha cambiado la visión del emprendimiento, que hoy va mucho más allá del campo tecnológico, buscando el impacto social y tomando en cuenta aspectos de tipo medioambientales. El compromiso es colaborar con ese talento, para que se pueda visualizar a nivel global, “siempre pensando desde la Región del Biobío hacia el mundo”, señala. “En los últimos años hemos visto cada vez más que los alumnos han asumido el desafío de desarrollar sus propios emprendimientos, lo que ha generado un ecosistema en que hemos podido entregar los servicios adecuados para que aquellos estudiantes e investigadores que quieran insertarse en esto, cuenten con las herramientas para poder realizarlo”, explica Millán. En los últimos meses, obligados a enfrentar la pandemia, “muchos emprendedores han sido capaces de modificar sus canales de negocio o determinadas funciones, ya que muchos no llegan al consumidor final, y se han visto muy afectados en poder desarrollar proyectos innovadores. Y eso es un desafío también para nosotros, ya que tenemos que ser capaces de prestar asesoría a las empresas en este nuevo escenario”, concluyó Millán.

Twitter icon
Facebook icon
Instagram icon