Diálogos del Presente cierra ciclo con análisis de los Derechos Humanos en el Chile actual

A tres meses del inicio del estallido social en Chile, la convicción de los observadores del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) es un sola: desde octubre de 2019 se han registrado las más graves violaciones a los derechos humanos desde el retorno a la democracia.

Así lo expresó el director del organismo, Sergio Micco Aguayo, en la UdeC, en la sesión de cierre del ciclo 2019 de los Diálogos del Presente, espacio en el que, junto a la periodista Mónica González, analizaron la situación de los Derechos Humanos en el Chile actual.

En su exposición, Micco presentó un resumen del contenido del Informe Anual del instituto que, en esta ocasión, se centró exclusivamente en la situación de los Derechos Humanos en el contexto de la crisis social, abarcando desde el 17 de octubre al 30 de noviembre.

A la fecha, el organismo ha recibido seis mil denuncias, la mitad de las cuales han sido procesadas, derivando en mil 14 querellas criminales por violación a los derechos humanos por parte de agentes de la policía y otras fuerzas estatales.

“El instituto no asigna responsabilidades penales, civiles ni políticas; sin embargo, nosotros hemos llegado a la convicción, en estos mil casos, de que estamos frente a antecedentes que nos hacen concluir que agentes estatales violaron derechos humanos, entre los cuales está el derecho a la vida”, expresó.

Estos antecedentes están consignados en el tercer capítulo del informe, “un verdadero catálogo del horror”, como lo califica el director del INDH, con el registro de “las personas que, a nuestro juicio, fueron asesinadas; los casos de atentado a la integridad física, donde nos preocupa particularmente las lesiones oculares y también las 117 querellas criminales que hemos presentado por tratos crueles, inhumanos, degradantes y de connotación sexual”.

También, agregó, se puede ver cómo ha sido violentado el derecho a la reunión pacífica, entre otros derechos humanos.

“(En las conclusiones) hemos establecido que se han producido las más graves violaciones a los derechos humanos; no estamos frente a abusos, no estamos frente a excesos, estamos frente a violaciones a los derechos humanos”, dijo Micco.

Asimismo, indicó que se trata “de conductas que se reiteran en el tiempo y el espacio”, señalando que este comportamiento ya se había observado en la Araucanía en varios casos, incluidos el del comunero Camilo Catrillanca.

“Estas conductas de violación a derechos humanos se venía acumulando; nosotros hemos denunciado que estamos frente a una autonomía indebida de Carabineros (…)”, comentó.

Aludiendo al registro de 350 lesiones oculares, el abogado afirmó que “más que el número, el hecho es que agentes estatales, en muchísimos de estos casos, han faltado a las normas legales y de protocolo y han violentado los derechos humanos”.

Momento crucial
El caso de los 19 campesinos y trabajadores forestales de Laja-San Rosendo, asesinados en septiembre 1973 —y por el que el juez Carlos Aldana condenó a nuevo ex carabineros la semana pasada— fue el hilo conductor de la exposición de la periodista Mónica González, quien puso el acento en la impunidad que se ha vivido en Chile en muchos episodios de violaciones a los derechos humanos.

“Hay muchas cosas que no se saben y la culpa es de todos. No hemos hecho lo que tuvimos que hacer. (Son muchos) los crímenes, las torturas, los horrores en las regiones de Chile que aún no se conocen”, dijo.

Bastantes son los nombres de personas que han sufrido el horror de la dictadura y que, según González, a veces, solo quedan en cifras. Por eso se dio el tiempo de nombrar uno por uno a las 19 víctimas de Laja y San Rosendo.

“Tenemos que mirarnos todos al espejo (…) para darnos cuenta qué es lo que no hicimos bien; porque es evidentemente que hay algo que no hicimos bien, particularmente en esta región. Hay gente muy honorable en posiciones críticas y que no se si cumplieron bien su rol en el pasado. Aquí todos tenemos amnesia sobre lo que pasó, lo que hicimos y el rol que cumplió cada una de las personas en los momentos en que se violaron sistemáticamente los derechos humanos”, señaló la Premio Nacional de Periodismo 2019.

De acuerdo a la profesional, Chile está hoy en un momento crucial en esta materia. “Estamos al borde de un precipicio. O tenemos justica, verdad y reparación o nos vamos a convertir en una dictadura, porque somos democracia”, puntualizó.

A través de los Diálogos del presente, la UdeC ha buscado acercar el quehacer de la academia, así como temas de política pública, a la ciudadanía, siendo la última sesión un aporte a la reflexión sobre un tema fundamental en la vida democrática.

“Necesitamos conversar, encontrarnos; necesitamos discutir y dialogar con calma en un contexto en el que hay muchas voces y donde solemos no encontrarnos. Eso es lo que hacemos hoy en la universidad. Este es un tema del que tenemos que conocer más, porque hay mucha gente que habla de ellos (los Derechos Humanos) y quizá no los conoce en propiedad”, expresó la Vicerrectora de Vinculación con el Medio UdeC, Dra. Claudia Muñoz Tobar.