Programa Igual-Mente UdeC dio a conocer el impacto de sus intervenciones a la comunidad

El Programa Igual-Mente UdeC presentó el impacto de sus intervenciones. Específicamente, el equipo de psicólogos y psicólogas de esta inédita iniciativa compartieron los detalles de las capacitaciones que diseñaron y ejecutaron con profesionales y técnicos paramédicos de trece Centros de Salud Familiar (Cesfam) del Gran Concepción. Este es un trabajo de casi tres años de duración y se desarrolló para disminuir el estigma y mejorar la calidad de la atención hacia la población con diagnóstico de trastorno mental grave.

Para cumplir con lo estipulado, cada capacitación se efectuó con una dupla de trabajo compuesta por un/a psicólogo/a y una persona con diagnóstico psiquiátrico que asumía el rol de “experto/a por experiencia”. Esta incorporación fue fundamental para las metas del programa, ya que permitió concientizar a los profesionales de la salud e incentivar el trato humanizado hacia personas que padecen algún tipo de trastorno.

“Quedé muy contenta con el trabajo, ya que lo que presentamos en este seminario es un trabajo de tres años y en el que participaron distintas personas. Fue un trabajo de harto compromiso y que permitió grandes momentos, como que los expertos y las expertas por experiencia pudieran confiar en sus capacidades y se dieran cuenta que podían ser un gran aporte. Fue un proyecto que también logró que el personal de salud, que participó activamente en nuestras capacitaciones, se sintiera completamente involucrado con el tema", expresó la Dra. Pamela Grandón, docente del Departamento de Psicología de la UdeC y directora del proyecto Fondecyt que le dio vida a este programa (“Diseño, implementación y evaluación de una intervención para disminuir la estigmatización de los funcionarios de salud hacia personas con trastornos mentales severos”).

"Esto es algo sumamente significativo para mí, incluso más que los resultados de la intervención, que sabemos que fueron bastantes buenos. Más allá de todo lo conseguido en este proyecto, le brindo más importancia al trabajo de la gente que pudo hacer que estos resultados -estadísticamente significativos- pudieran ser posibles”, agregó.

Es menester consignar que la ceremonia también contó con las vivencias de Claudia Jara, Bruno Hernández y Marcela Parra, tres representantes de los expertos y las expertas por experiencia que desempeñaron la función de cofacilitadores en cada jornada de formación.

La solemnidad finalizó con la entrega de certificados para los funcionarios y las funcionarias de los Cesfam que participaron activamente en las capacitaciones y que mostraron interés para lograr los cambios que favorecerán a la disminución de los prejuicios y discriminación hacia las personas con diagnóstico de trastorno mental grave.