UdeC y Shoa establecen alianza de colaboración en técnicas de detección de tsunamis

El Rector UdeC, Dr. Carlos Saavedra, y el director del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada, contraalmirante Patricio Carrasco, suscribieron un acuerdo de colaboración en técnicas de detección de tsunamis que permitirá al organismo estatal hacer uso de los datos obtenidos por la estación de radares HF operada por el Departamento de Geofísica.

Con este acuerdo, las instituciones se comprometen a establecer mecanismos para colaborar a través de recursos humanos, materiales y financieros para facilitar el traspaso de la información del Sistema Integrado de Observación del Océano (Chioos) de la UdeC, que funciona sobre la base de estos radares, el único en su tipo en Sudamérica.

Por sus características geográficas y tectónicas, Chile está expuesto de manera permanente al riesgo de maremotos, por eso, como señaló el Rector Saavedra, “la posibilidad de contar con instrumentación moderna, con nuevas capacidades científicas y tecnológicas para la predicción y el desarrollo de modelos predictivos de tsunamis, en conjunto con los datos que se generan en este sistema (Chioos), van a aportar a generar seguridad en nuestra población”.

La autoridad universitaria puso de relieve el rol clave que cumplen los investigadores e investigadoras en estos avances, señalando también “que la colaboración entre las instituciones es la que posibilita esta realidad”.

El contraalmirante Patricio Carrasco comentó que este acuerdo viene a complementar la colaboración que la UdeC y el Shoa mantienen desde hace años en el ámbito de la oceanografía y áreas afines, a la vez que destacó que es la única universidad que cuenta con la tecnología de radares.

Este convenio, dijo, permitirá al Servicio usar la información generada en Chioos, para complementar los datos que entregan las boyas DART de que dispone el organismo para detectar tsunamis “y poder alertar oportunamente a la población (cuando ocurran estos eventos)”.

El investigador del Dgeo y director de Chioos, Dante Figueroa, contó los alcances del sistema que permite detectar tsunamis desde la costa, a diferencia de las boyas que se encuentran en el mar.

“Con los equipos que tenemos se puede detectar un tsunami unos 70 kilómetros antes de que llegue a la zona costera”, indicó y explicó que por medio de las ondas de radio que los radares emiten hacia el océano es posible identificar corrientes anormales que pueden ser indicativas o no de un maremoto.

El académico comentó que la estación –que está situada cerca de Ramuncho- hace un barrido del océano cada 33 segundos, de modo que el monitoreo del mar es permanente.
Esto es lo que da confiabilidad al sistema que, además, tiene la capacidad de determinar la dirección de las corrientes, lo que hace posible predecir en qué lugar golpearán las olas, señaló.

Por otro lado, agregó, que la posibilidad de detectar los tsunamis 70 kilómetros antes de la llegada a la costa entrega un tiempo de entre 15 a 20 minutos para la toma de decisiones.

El Dr. Figueroa recordó que el organismo ha estado colaborando con este sistema desde sus inicios, un proyecto que partió en junio de 2005 bajo su dirección, y explicó que este convenio es una formalización del trabajo colaborativo que han estado desarrollando con Chioos, “ya que por ley sólo el Shoa puede emitir alertas de tsunami, entonces toda la información que generamos tiene que ir al Shoa para que la analicen y la usen”.