Teatro Biobío se ilumina con los colores de la UdeC en ceremonia ciudadana de Centenario

Una llamativa propuesta audiovisual tuvo la ceremonia ciudadana del Centenario de la UdeC realizada la tarde de ayer en el Teatro Biobío, con la participación de representantes de distintos sectores de la comunidad regional y nacional.

Los cien años de la UdeC se hicieron presentes en el recinto con proyecciones audiovisuales como el histórico documental Emelco de 1956, un video que recuerda los rectores de la casa de estudios y otros que dan cuenta de diversas áreas de desarrollo de la casa de estudios.

También se mostraron grandes fotografías, como la que inmortaliza a los alumnos de la primera clase de 1919, y una línea de tiempo con distintos hitos universitarios, a partir de la constitución del Comité Pro Universidad hasta llegar a 2019 con la primera fotografía de un agujero negro, logro del que participaron investigadores UdeC.

Uno de los puntos llamativos de la jornada fue la intervención de que fue objeto el teatro. Pasadas las 18 horas y antes del inicio de la ceremonia, se pudo ver el edificio vestido con los colores de la UdeC en una proyección de luces que contempló la imagen del logo institucional y del centenario en una de sus caras laterales.

Esta es la primera vez que se realiza una proyección de estas características de acuerdo a la concepción del arquitecto Smiljac Radic.

“Quisimos plasmar lo que Radic quiso desde el principio en el diseño de este teatro, que tener vidrio y esa membrana (que lo recubre) permite la proyección en este espacio, haciendo que luz pase tanto desde dentro hacia fuera, como de afuera hacia adentro”, señaló Manuel Lagos, director ejecutivo Evolución, la productora a cargo del evento.

La imagen quedó registrada en una fotografía tomada desde el lado opuesto del río, mostrando el edificio como una nave luminosa flotando en el agua, idea que también estaba en el concepto inicial de la estructura.

Finalizando la ceremonia, se presentó el montaje La Universidad mira al futuro, que consistió en una proyección sobre un cubo suspendido desde el techo, con una sucesión de imágenes de la UdeC, acompañada del primer movimiento de la Sinfonía nº 5 de Beethoven interpretado por la Orquesta Sinfónica.

El propósito del montaje fue ensamblar “ideas fundamentales de la UdeC sobre el pasado, el presente y el futuro, que representan lo que la universidad es y quiere ser, una universidad tradicional, pero que en el presente está ligada a los conceptos de futuro”, explicó Lagos, quien manifestó que como exalumno “es un orgullo y un honor estar en la producción del Centenario”.