Falleció el destacado actor, director y académico Humberto Duvauchelle, miembro del Teatro de la Universidad de Concepción

A los 89 años de edad, este viernes 11 de enero falleció Humberto Duvauchelle, actor, director teatral, académico, cofundador de la Compañía de los Cuatro e integrante de los teatros de la Universidad de Concepción y de la Universidad de Chile.

Duvauchelle, nacido en Bulnes (actual Región de Ñuble), siempre demostró un especial interés por las artes escénicas junto a sus hermanos Hugo y Héctor. Es así como, a inicios de la década de 1950, se integró al Teatro Experimental que posteriormente sería conocido como Teatro de la Universidad de Concepción (TUC).

La Dra. Patricia Henríquez, Directora del Departamento de Español de la Facultad de Humanidades y Arte y quien investigó sobre la trayectoria del TUC para el libro “Historias del Teatro de la Universidad de Concepción”, profundizó en los principales aspectos relacionados con la trayectoria de Humberto Duvauchelle y su relación con la UdeC.

“Humberto Duvauchelle tiene una presencia acá desde el año 1950, está asociado a la historia del TUC y poco tiempo después al Teatro de la Universidad de Chile. No solamente su nombre está asociado a la historia de la UdeC, sino que también el de sus hermanos. Ellos participan, Humberto particularmente, de la primera obra con el TUC en 1950, que todavía no se llamaba TUC sino que Teatro Experimental. Montan ‘La vida es sueño’ de Calderón de La Barca, bajo la dirección de Jorge Elliot. Él y sus hermanos participan de este montaje junto a otros actores relevantes de la época, como Matias Bustos, Gaston Von Dem Bussche, quien fue además profesor de la Facultad de Humanidades y Arte; y Orietta Escámez, entre otros”, indicó la Dra. Henríquez.

Al año siguiente, los hermanos Duvauchelle integran el numeroso elenco que conformó la puesta en escena de “Asesinato en la Catedral”, de T.S. Eliot, montaje que, como señaló la académica, “fue tremendamente relevante, entre otras cosas porque generó muchísima polémica, porque habían opiniones diversas respecto a qué obras tenía que representar el TUC”.

A partir de ese momento, la trayectoria de Humberto Duvauchelle y sus hermanos se vincula con lo que hoy se conoce como formación de audiencias. La Dra. Henríquez explicó que “el TUC, que era un elenco institucionalizado de la UdeC, estaba conformado por un número determinado de personas y habían comisiones que elegían los repertorios. Pareciera ser que producen algunas desavenencias allí y Humberto Duvauchelle forma parte, yo diría, de un ecosistema teatral. Cuando se instala una compañía teatral, al alero de esa compañía, surgen una serie de otros elencos, producto de la misma formación, eso es muy bueno, porque se van formando espectadores, actores. Eso genera una sinergia distinta, y entonces comienzan a enriquecer esos otros elencos que están desarrollándose en paralelo al elenco institucional”.

En esta línea, comienza a trabajar en el Teatro Libre de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción y participa de una serie de montajes que se presentan en distintas zonas y ante distintos públicos, como mineros del carbón, obreros sindicalizados, campesinos y estudiantes de enseñanza media. "Va figurando una propuesta política de cómo está entendiendo el teatro, él está de alguna manera apartándose del elenco institucional, que tiene un teatro, que era el Teatro Concepción, para llevar el teatro a cada rincón de la región y el país”, agregó la profesora Henríquez.

Junto con sus hermanos y un conjunto de otros dramaturgos y actores que no formaban parte de la institucionalidad, Humberto Duvauchelle presentó en ambientes ajenos al teatro obras como “El imbécil", Luigi Pirandello; “Propuesta matrimonial” y “El canto del cisne”, de Anton Chejov; y “Cada oveja con su pareja”, de Daniel Barros Grez.

Formando de manera autodidacta en una época en que no existían escuelas de Teatro en el país, en este periodo de tiempo el actor comenzó a mirar hacia Santiago, un proceso que desembocó en su incorporación al Teatro Experimental de la Universidad de Chile (Teuch) marcando lo que él mismo describió como su comienzo “profesional”.

En 1960, Humberto Duvauchelle fundó la Compañía de los Cuatro, grupo teatral vigente hasta la actualidad y en el que presentó recientemente, junto a Orietta Escámez, la obra “Neruda y sus musas”. Su quehacer artístico se produjo entre Chile y Venezuela, país en el que se exilió durante la dictadura militar.

Durante los últimos años, la labor de Duvauchelle fue reconocida con premios como el Sello de Excelencia entregado a la Compañía de los Cuatro en el marco del Día Nacional del Teatro de 2016; la Orden al Mérito Artístico y Cultural Pablo Neruda del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, entregada en 2017 por la Presidenta Michelle Bachelet; y la Medalla Rectoral de la Universidad de Chile, recibida en mayo de 2018. Motivos de salud impidieron que en octubre del año pasado se concretara el homenaje que la Universidad de Concepción tenía programado en su honor.

Finalmente, la Dra. Patricia Henríquez recordó que el fallecido artista tuvo una presencia sostenida en la UdeC, “porque durante más de veinte años, era invitado por la Dirección de Extensión para hacer cursos de voz, entonces su presencia en el verano era sistemática acá. Además, desde que se va a Santiago, él vuelve a ver qué está pasando acá, la actividad teatral de la ciudad. Sin duda, es una pérdida importante, él forma parte de los fundadores de la tradición teatral de la ciudad y por lo tanto de la tradición cultural, un adelantado en lo que hoy día llamamos formación de audiencias”.

Fotografía: Humberto Duvauchelle recibiendo en La Moneda la Orden al Mérito Artístico y Cultural Pablo Neruda