Facultades de ciencias de la UdeC presentaron su proyecto asociativo Ciencia 2030

Cinco facultades de la Universidad de Concepción se adjudicaron un proyecto Corfo que les permitirá construir un plan estratégico de ciencia e innovación. Se trata de las facultades de Ciencias Ambientales, Ciencias Biológicas, Ciencias Físicas y Matemáticas, Ciencias Naturales y Oceanográficas y Ciencias Químicas. Además, están asociadas las facultades de Agronomía, Ciencias Forestales, Ciencias Veterinarias y Farmacia.

La iniciativa Ciencia 2030 de Corfo nació desde la asociación de decanos de ciencia del Consejo de Rectores, que en 2016 le propuso a Corfo. El proyecto tendrá una duración de un año en su primera etapa, en ese período se desarrollará un plan estratégico y se establecerán las brechas con instituciones extranjeras.

Tras finalizar la primera etapa, viene una segunda de implementación de los planes estratégicos en un horizonte de seis años. Por último, el plan se cierra con una tercera etapa, de seguimiento y consolidación.

Soraya Gutiérrez, Decana de la Facultad de Ciencias Biológicas y Directora del proyecto Ciencia 2030 UdeC, señaló que el diagnóstico inicial plantea que se necesita una actualización de la forma en que se enseña y se hace ciencia, para adaptarse a un mundo que cambia rápido. “La idea es actualizarnos, vincularnos con el medio y tener una asociación con todo lo que se hace a nivel nacional; ayudar al desarrollo y diversificación de la matriz productiva, en el sentido de que nuestros estudiantes puedan tener una formación colaborativa, resolver problemas en ambientes más adversos y trabajar en equipo”.

El Rector Carlos Saavedra señaló que este proyecto se alinea con el trabajo de su Rectoría, de incentivar la labor interdisciplinaria. Además, valoró el que la Universidad de Concepción haya postulado de manera independiente a este proyecto, generando una asociatividad interna. “Nos parece que tenemos las capacidades institucionales completas para llevar a cabo este proyecto”, dijo.

Respecto del aporte de este proyecto al país, señaló que “nuestra meta es ir hacia el desarrollo productivo en el que tengamos influencia a partir de la generación de conocimiento. Es decir, construir valor a partir del conocimiento. En eso está comprometido este proyecto, con sus tres pilares fundamentales. En términos de formación de recursos humanos, de la capacidad de generación de conocimiento, pero también, de ir hacia la innovación e incorporar elemento de emprendimiento en la construcción de valor a partir de los resultados científicos”.

Las cinco facultades que se adjudicaron el proyecto representan el 60% de la producción científica de la Universidad, cuentan con 1.930 estudiantes de pregrado, 241 de magíster y 272 de doctorado. Además, han realizado 372 proyectos I+D en 2017, por un monto total de 9.290 millones de pesos.