Vicedecana Claudia García fue distinguida por el Colegio de Arquitectos con el Premio Joaquín Toesca

En la Cena Anual de celebración de los 76 años del Colegio de Arquitectos de Chile -en el Club de la Unión, en Santiago- se entregaron los Premios CA 2018, donde la Vicedecana de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía (Faug) de la Universidad de Concepción, Claudia García Lima, fue distinguida con el Premio Joaquín Toesca.

El premio, que lleva el nombre del arquitecto italiano autor de obras como el Palacio de La Moneda o la Catedral de Santiago, reconoce al arquitecto extranjero que trabaja en Chile y que se destaque en el ámbito de la obra, investigación, historia o la academia. Humberto Eliash, Presidente del Colegio de Arquitectos, destacó que en el caso de la Vicedecana García, de nacionalidad brasileña, se reconoció su trayectoria académica sobretodo considerando que “hay una situación de carácter regional que Concepción siempre es una ciudad que ha aportado mucho a la arquitectura chilena, en diversos momentos históricos, y particularmente al desarrollo de la arquitectura moderna en el país, entonces ella es parte de ese grupo que ha ejercido principalmente en Concepción”, indicó.

La profesora García agradeció este reconocimiento que otorgan sus pares y reconoció que no se esperaba esto, ya que “la verdad es que todo lo que hice hasta el momento uno nunca lo hace para recibir un premio, uno lo hace por las convicciones que uno tiene y la verdad es que me sorprendió un poco pensar que el entorno ve de repente méritos que a veces uno mismo no es capaz de ver. Obviamente que lo tomo con mucha humildad y al mismo tiempo con mucha gratitud”, afirmó.

La Vicedecana Claudia García, vive hace 20 años en Concepción. En el año 2001, ingresó a la UdeC como docente de jornada parcial en el Departamento de Urbanismo, y luego en el año 2005, pasó a tener jornada completa. En su trayectoria académica ha sido Directora del Departamento de Urbanismo, estuvo a cargo de la Unidad de Investigación de la Facultad y ahora ocupa el cargo de Vicedecana de la Faug. La docente comentó que pertenecer a la UdeC “es una plataforma que es muy valorada e importante para cualquier profesional y académico que sea parte de esa organización. Para mí, pertenecer a la Universidad de Concepción en primer lugar es un orgullo tremendo”.

En cuanto a los desafíos que se vienen, la docente indicó que no cree que este premio cambie el rumbo de lo que ya ha hecho. Su idea es seguir aportando a la sociedad donde está inserta, y en ese sentido, le interesa en Concepción estar “presente en las discusiones del centralismo, de buscar más autonomía, de buscar más reconocimiento de la región y luchar para preservar la calidad de vida que aún tenemos en la ciudad, que a pesar de que ha sufrido una expansión y un crecimiento importante en los últimos 20 años desde que llegué, todavía es una ciudad vivible”. Es por esto que asegura que tanto ella como sus pares tienen una “responsabilidad bastante grande de que todos nosotros que trabajamos en el área de la planificación de cuidar y preservar que esta calidad de vida siga existiendo y mejore, no se deteriore por ningún motivo porque ya los problemas de la ciudad metropolitana y contemporánea, están llegando”, sentenció.