Exalumno UdeC presentó Solubag: bolsas plásticas solubles en agua

En el Auditorio Salvador Gálvez de la Facultad de Ingeniería, el ingeniero civil industrial de la UdeC, Patricio Cabezas, conversó con estudiantes y profesores acerca de Solubag, el emprendimiento reconocido como el mejor de Latinoamérica por Singularity University y del cual es socio director.

Todo comenzó cuando los dos creadores de la empresa, Roberto Astete y Alejandro Castro, comenzaron a buscar ideas de negocio y se dedicaron a crear una solución que sirviera para dosificar el detergente para la ropa. Para ello, trabajaron la idea de un dosificador plástico que fuera soluble en agua (tipo cápsula), pero era difícil encontrar la máquina que fabricara dicha cápsula con el material plástico soluble.

Al tiempo, se dieron cuenta que en realidad, el nicho podía estar en una idea hasta el momento inexplorada a gran escala: la creación de bolsas plásticas tipo camiseta, solubles en agua, de bajo costo.

Para ello, trabajaron con fabricantes chinos de maquinaria, de modo de adaptar las herramientas que permitieran usar el Alcohol Polivinílico proveniente del Carbonato de Calcio como el ingrediente de las bolsas, que es lo que permite su degradación acelerada al contacto con el agua. Así, es posible pasar de una bolsa que se degrada en 500 años, a una que desaparece en 5 minutos.

Hoy, Solubag se prepara para instalarse por diez meses en Silicon Valley como parte del premio de Singularity University; abrirá la empresa en Chile y Colombia; cuenta con patente en China y certificación de ser biodegradable y además, de que el agua que se usa para disolverse es inocua para el medio ambiente y los humanos. Tanto es así, que en internet se puede ver cómo los socios de la empresa se beben el agua donde se disolvió la bolsa.

No más plástico

“Yo era parte del problema y hoy soy parte de la solución”. Así resume Cabezas su trayectoria, pues renunció a la gerencia general de una empresa de plásticos para sumarse al desafío de eliminar el plástico hecho con materiales derivados del petróleo. “Estimamos que tendremos bolsas para vender en diciembre, tanto en retail como en cadenas. Ahora partimos con bolsas, pero estamos desarrollando aplicaciones para todos los productos plásticos, porque queremos una solución para eliminar todo el plástico”.

Pablo Catalán, Director del Departamento de Ingeniería Industrial, comentó que la invitación a Patricio Cabezas fue pensada para “mostrar el ejemplo de un exalumno de la Facultad y en el caso nuestro del DII, en función de lo que es el esfuerzo personal y la capacidad de soñar proyectos disruptivos que permitan entregar soluciones sustentables. Queremos conocer la historia en función de todo el revuelo que ha generado e inspirar a los alumnos”.

Durante su intervención, Cabezas señaló que si bien el plástico soluble es una aplicación que ya existía –por ejemplo en las cápsulas de medicamentos o en carnadas para peces- la innovación es la posibilidad de producirlo a bajo costo. Agregó que gracias al revuelo del premio de Singularity han tenido interés nacional e internacional por su producto. Ahora, están tratando de armar rápidamente la empresa que les permita comercializar las bolsas a gran escala y así cumplir su meta de un plástico más amigable con el medio ambiente.