Docente de Telecomunicaciones trabaja en sistema de prevención de amenazas con drones

“Implementación y validación de un sistema de alerta temprana frente a amenazas naturales basado en vehículos aéreos autónomos” es el título del proyecto en el cual el Jefe de Carrera de Ingeniería Civil en Telecomunicaciones, Luis Arias, se encuentra trabajando como investigador junto a profesionales del área de Geografía de la UdeC.

El estudio está relacionado con el uso de sensores que van montados en drones. Una vez que vuelan, se detectan ciertas variables que en esas zonas podrían constituir una amenaza natural.
“Algunas de estas amenazas podría ser el deslizamiento de tierras, como lo ocurrido en Santa Lucía. Aquí se dieron ciertas condiciones en el ambiente y en el terreno, lo que provocó el colapso y el derrame de tierra que terminó con ese poblado”, sostuvo el profesor Arias. Un fenómeno natural similar a lo ocurrido en el sector de Collao en el año 2006, donde hubo un deslizamiento de tierra, que provocó una inundación.

El dron llevará dos sensores que van a detectar estos indicadores y, de este modo, predecir emergencias o alertas.

Uno es un sensor espectral, con el que en colores muy específicos en una imagen se podría detectar que las partículas estén más separadas o más cercanas, además de la presencia de árboles, tierra o agua. “Todos estos elementos van a un indicador utilizado por los profesionales de Geografía, para identificar los colores y los potenciales riesgos que existen. En el fondo es observar previamente una posibilidad de falla donde exista una amenaza sobre un deslizamiento de tierra”, enfatizó el ingeniero.

El otro sensor es utilizado por primera vez en Ingeniería Civil en Telecomunicaciones. Se llama Lidar, que opera como un radar, pero la fuente de emisión no es una onda RF, sino que un láser. Este elemento emite 300 mil pulsos por segundo y hace un barrido espacial. De este modo el pulso láser viaja y rebota. En ese tiempo de viaje es capaz de calcular la distancia entre el sistema y los objetos que están alrededor.

“Cuando el sensor va en el dron, va haciendo reconstrucción tomográfica del espacio en el cual se están haciendo las mediciones con la cámara espectral. Al final, se combina la cámara espectral que analiza los elementos que están presentes y el Lidar informa cuál es la pendiente, la altura de un cerro o a qué distancia está del dron. Eso también viene a detectar esos algoritmos de detección de amenazas” concluyó Arias.