Abogada canadiense expuso en coloquio sobre identidad de género

“Género, identidad y derecho”, fueron los temas centrales del coloquio que tuvo lugar en el Auditorio Juan Perelló de la Facultad de Ciencias Químicas. El evento contó con la intervención de destacados oradores, entre éstos, Nicole Nussbaum, abogada canadiense y especialista en la materia. Todos ellos pusieron en la mesa los desafíos que, tanto la sociedad como el Estado, deberán afrontar en el futuro, próximo y lejano, en relación a estas materias.

Cecilia Pérez, coordinadora de la Comisión de Género y Directora de Relaciones Institucionales, inauguró la actividad, donde agradeció la participación de la comunidad universitaria, desde sus autoridades hasta sus estudiantes, así como también la colaboración de la Embajada de Canadá. “Como institución nos hemos comprometido a cumplir con tareas para avanzar en estas temáticas. Entre ellas, elaborar un diagnóstico de la situación, definir los problemas que hay que tratar y proponer una institucionalidad para abordarlos”, sostuvo.

Nussbaum, desde su experiencia como profesional y como mujer transgénero, se refirió a las diferencias entre Chile y Canadá, respecto a cómo las políticas públicas abordan la identificación y la expresión de género. De igual modo, se enfocó en “los mitos que rodean a la población transexual”.

“La gente se imagina que los trans son personas de ciudad, blancos, de buena situación socioeconómica y cuya identidad no está bien definida hasta superar los 18 años”, sin embargo, indicó como ejemplo que en Ontario (Canadá), “un gran porcentaje de esta comunidad no vive en ciudades y subsiste con menos dinero al año que el promedio. Tampoco son todos caucásicos y, sobre todo, un 59% se dio cuenta, antes de los diez años, que su cuerpo no calzaba con cómo se percibían”.

Ximena Gauché, integrante de la Comisión de Género y docente de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, instó a la audiencia a “cuestionar un modelo instaurado y regulado de la misma forma por años. De éste, justamente, se reproducen las visiones teóricas y prácticas que norman y abarcan la sexualidad".

Los expositores en el debate invitaron "a ponerse en los zapatos" de la gente que ha sido discriminada por el sistema, afirmando que el problema nace desde una sociedad civil que no piensa en aquellos que les ha tocado caminar “en la vereda menos amable”.