Centro Eula presentó avances en Plan Energético Regional

Seguridad en términos de abastecimiento y calidad de recursos energéticos, precios competitivos, sustentabilidad y aporte a la captura de valor y el desarrollo de la Región constituyen los cuatro lineamientos centrales sobre los que se construirá el Plan Energético Regional Territorial (PER-T) del Bío Bío, responsabilidad que ha sido entregada al Centro Eula por el Ministerio de Energía.

El trabajo se inició el año pasado con la realización de un diagnóstico energético regional y continuará, hasta marzo de 2018, con la entrega de propuestas de acciones para el PER-T Bío Bío, cuyos avances fueron presentados esta jornada en un taller regional realizado en la UdeC.

En la apertura del encuentro, la Seremi de Energía, Carola Venegas, señaló que desde hace tres años y medio “hemos estado trabajando para dejar el tema de la energía como parte central de las políticas públicas del país” e indicó que éste ha logrado un posicionamiento en el tiempo, “que no ha sido casual, sino que (resultado) de un trabajo y una política pública muy participativa”.

La profesional explicó que en este contexto nacen los PER-T como un nuevo elemento dentro de los distintos instrumentos de ordenamiento territorial. “Quisimos que el sector energía tuviera esta planificación de largo plazo, a nivel local y regional, consensuada con los actores que interactúan en el sistema energético, porque hoy la energía es imprescindible para el funcionamiento de las ciudades, los hogares, las escuelas, los hospitales y también para el sector económico”, señaló.

Por su parte, Sebastián Seisdedos, de la División de Desarrollo Sustentable del Ministerio de Energía, contó que desde 2014, al interior de la cartera se está desarrollando un proceso que propone otorgar un nuevo rol del Estado en el ámbito energético.

Asimismo, explicó los alcances de esos planes que -como indicó- nacen de la Agenda de Energía, una de las iniciativas de los primeros cien días del actual gobierno, y con acento en el ordenamiento territorial y la participación ciudadana.

Los avances del PER Bío Bío fueron presentados por la coordinadora de la Unidad Ambiental del Centro, Claudia Ulloa, quien además de encabezar la fase de diagnóstico, conduce la nueva etapa del proceso.

Junto con ahondar en los lineamientos estratégicos definidos en la etapa diagnóstica, la investigadora explicó que la fase de planificación, que está pensada al año 2035,“consiste en elaborar un conjunto de propuestas de estructuración del territorio para el sector energético, de manera de aumentar el grado de certezas tanto para inversores como para las comunidades”.

Son propuestas que no tienen un carácter vinculante y cuyo objetivo es “indicar cuál es la compatibilidad del uso de los distintos territorios con las distintas actividades energéticas para proyectos futuros”.

La académica adelantó que las propuestas serán dadas a conocer a nivel regional y local a través de talleres y comentó que el proceso consulta la realización de una evaluación ambiental y estratégica de las distintas alternativas, para terminar con la implementación y seguimiento de las medidas.