Docente de Español es nombrada miembro correspondiente de la Academia Chilena de la Lengua

Un nuevo rostro del Departamento de Español de la UdeC tendrá en sus filas la Academia Chilena de la Lengua, con el reciente nombramiento de la docente e investigadora María Nieves Alonso como integrante del organismo fundado en 1885.

La Dra. en Filología Hispánica, ex Directora de Bibliotecas y de Extensión se suma, así, a la nómina de Miembros Correspondientes por Concepción del que forman parte los profesores UdeC Mario Rodríguez, Mauricio Ostria y Mónica Véliz (nominados en 1980, 2002 y 2014, respectivamente), además del escritor penquista Tulio Mendoza.

La académica conoció la noticia de su nombramiento en Alemania, a través de una comunicación electrónica. “Lo recibí con mucha alegría y harto orgullo, porque aparte de inesperado -no quiero que parezca falsa modestia- no estoy tan segura de merecerlo”, dijo.

Sí tiene certeza del trabajo que ha desarrollado a lo largo de su carrera, en torno a la lengua. “Siempre, en mis clases, en los artículos y algunos libros que he escrito, el tema por donde he entrado es el efecto de las palabras, cómo operan en el flujo de un relato o de un poema (…)”, señaló.

Otro aspecto que ha cultivado la Dra. Alonso es el diálogo entre la literatura peninsular y la chilena, uno de los elementos que fueron valorados en la proposición que hiciera el Miembro de Número, Secretario de la Academia y docente de la Pontificia Universidad Católica, José Luis Samaniego.

Además de su participación en universidades extranjeras, la solidez en su área de especialidad y el reconocimiento de función docente por parte de los alumnos de pre y postgrado, el resumen de su postulación resalta la importancia de la labor realizada por la investigadora en su papel como directora de Extensión y, de manera particular, su impulso “a las brillantes escuelas de verano (…) a partir de 2000 y que fijaron una impronta cultural indeleble”.

“He pensado que usé mucho de mi tiempo intelectual en estas labores administrativas, pero finalmente, en este caso, es uno de los aspectos que reconoció (la Academia)”, expresó.

Para Alonso, esta nueva función es un reconocimiento al Departamento y a la Universidad, y también a su trayectoria. “Es un motivo de orgullo terminar una carrera académica con este nombramiento, eso sumado a una gran cantidad de afirmaciones de mis alumnos sobre mi último período académico, en el que también he tenido mucho reforzamiento profesional (del Departamento). Me siento muy contenta, dentro del conocimiento de saber quien soy, que no soy nada excepcional, que mi carrera concluye muy bien en términos globales”.

También situó su membresía en su búsqueda permanente de pertenencia. “Soy española y me criaron mi a la española y siempre hay algo en mí ajeno, por eso siempre he tenido ganas de pertenecer”, sentido que -reconoce- ha encontrado en su Departamento y en la Dirección de Extensión.

Sin embargo, “que me llamen a pertenecer a la Academia, me da mucha satisfacción espiritual (…) porque mi casa, mi morada, mi domicilio ha sido la lengua y ahí me he instalado en cualquier situación en que me he sentido diferente, y no siempre positivamente. Además, me pone con un pie en España, que es algo que he buscado siempre. Esta es una filiación exquisita y muy motivadora para mí”, expresó.

La ceremonia de incorporación de la académica se realizará en octubre y, por su elección, en la UdeC, en el marco de las celebraciones del aniversario del Departamento de Español.

Como parte de la Academia, la Dra. Alonso deberá apoyar las funciones del organismo, que son velar “por la pureza y el esplendor de la lengua española”, contribuir a los trabajos de la Real Academia y sus asociaciones, y colaborar con otras instituciones en materias relacionadas con el idioma y con su literatura, especialmente la chilena.