Comenzaron talleres dictados por estudiantes mentores en Facultad de Ingeniería

La iniciativa busca que sean los propios estudiantes de cursos superiores quienes guíen a sus compañeros, dictando talleres y haciendo visitas guiadas por las instalaciones de cada carrera. El programa es parte de las actividades desarrolladas por la Unidad de Educación en Ingeniería, creada el año pasado para abordar la problemática asociada a la retención de los alumnos.

Un grupo de estudiantes de primero y segundo año se reunió en el hall de Ingeniería Metalúrgica. Dentro del laboratorio, los esperaban dos compañeros de cursos superiores para hacerles una demostración del uso de laboratorio y darles una visita guiada por las instalaciones de la carrera. Para varios de ellos, es la primera vez que visitan el Departamento, puesto que el primer año de Ingeniería es dictado por profesores de otras facultades, en instalaciones que puedan albergar a los 900 alumnos que ingresan cada año.

Esta visita es parte de las actividades que un grupo de 23 mentores se encuentra desarrollando para acompañar a los estudiantes que recién se incorporan a alguna de las 13 carreras de ingeniería de la Universidad. Tomando en cuenta que el primer año común es una experiencia que puede ser muy impersonal y llevar a muchos a desmotivarse y desertar, la Facultad de Ingeniería desarrolla desde el año pasado una serie de actividades y programas, tanto para docentes como para alumnos, en los que tratan de acercar a los y las jóvenes a sus respectivas carreras.

La iniciativa es bien recibida por los estudiantes. José Grandi, estudiante de segundo año de Ingeniería Civil Metalúrgica, decidió participar en la visita al laboratorio. Para él, es “una forma de acercarse a lo que te vas a dedicar en el futuro. En los primeros años no hay ramos que te indiquen eso. Los ramos son generales y más teóricos, esto sirve para complementar mi formación”.

Para el programa de mentores, fueron los mismos estudiantes los que detectaron las necesidades de cada carrera y establecieron las ideas para los talleres, los que no solo están enfocados en alumnos de primer año. Estos se desarrollan en áreas tales como: mejoramiento de habilidades comunicativas, cómo redactar un curriculum vitae, o conocer las instalaciones y a los profesores de cada carrera.

Marcela Varas, docente de Ingeniería en Informática y encargada de la Unidad de Educación en Ingeniería, comentó que esta mentoría ha sido muy bien recibida por los estudiantes. “Antes nosotras éramos más sobreprotectoras, por decirlo de algún modo, y decidíamos qué tipo de actividad realizar. Ahora son los mismos estudiantes los que deciden, lo que ha aumentado el compromiso de los compañeros con sus pares mentores”.

El programa de mentores contempla la realización de 13 actividades mensuales –una por cada carrera- las que finalizarán en diciembre. Además de los mentores, se están planificando jornadas de trabajo con los docentes de la Facultad, y un plan piloto de apoyo académico, con estudiantes-monitores. Ellos se encargan de un grupo de cinco personas y les hacen una tutoría especializada en las materias más complejas. Este plan piloto se está desarrollando en las carreras de Telecomunicaciones e Informática.

Valentina Beratto, psicóloga encargada del área de Desarrollo Estudiantil, señaló que este programa no solo ha sido de ayuda para los alumnos recién llegados. “Los mentores también crecen, aprenden habilidades de gestión y cooperación, y se empoderan de su rol”. Además, reciben una capacitación en liderazgo que les sirve para su desarrollo profesional futuro.