Estudiantes de Obstetricia y Puericultura realizaron pasantía en hospital de México

Relatar la experiencia de la pasantía realizada durante dos meses en el hospital Vicente Guerrero de Chimalhuacán, México, fue el propósito de una visita realizada por un grupo de estudiantes de la carrera de Obstetricia y Puericultura, al Vicerrector de la Universidad de Concepción, Dr. Bernabé Rivas.

El Vicerrector agradeció la visita, y comentó que “esto es algo que nosotros apostamos que era una buena iniciativa, y por lo que hemos visto lo ha sido y la queremos fortalecer este 2017. Por lo tanto es importante también escuchar las experiencias vividas allá”. La autoridad también agradeció al Departamento de Obstetricia y Puericultura en su rol organizador de la pasantía, señalando que “significa no tan solo la preparación de esta actividad para que ustedes puedan disfrutar en Ciudad de México, y por lo informado por los colegas de México están conformes y contentos con esta actividad, y por lo tanto están interesados y motivados en que esto continúe".

Yolanda Contreras, matrona docente y coordinadora del convenio de pasantía, explicó que “esta pasantía se hace en un hospital materno infantil, ya que en México no existe la misma conformación de los hospitales como acá en Chile, entonces existe un nivel intermedio que es sólo materno infantil, pero con atención de alto nivel”.

Los seis pasantes, quienes estuvieron en México entre septiembre y diciembre, fueron seleccionados tras evaluar su rendimiento académico más competencias disciplinarias transversales como trabajo en equipo y habilidades de comunicación. Adicionalmente se realizó una entrevista personal, a modo de evaluar “el compromiso de trabajo, por que es un trabajo bien intenso que les espera allá habitualmente”, agregó Contreras.

Durante la visita, dos estudiantes que participaron de la pasantía relataron sus experiencias. Beatriz Candia comentó que “fuimos un aporte, aprendimos bastante, tuvimos autonomía. Nosotros siempre estamos capacitados en la experiencia clínica y las prácticas de nuestro internado acá en Chile, pero llegar allá a México, de verdad, nos sentíamos con todas las herramientas”. En tanto que Yerko Gajardo agregó que “la primera semana costó un poco más que nos tuvieran confianza (...) tuvimos esa semana que explicarles qué hacen los matrones en Chile, y de a poco se dieron cuenta de lo que hacíamos”.