UdeC reinauguró emblemático edificio de Anatomía

Con más de ocho de décadas en funcionamiento, el emblemático edificio de Anatomía fue sometido en los últimos tres años a un proceso de restauración y remodelación, siendo reinaugurado como parte de las actividades del nonagésimo octavo aniversario de la UdeC.

El Instituto de Anatomía fue la tercera construcción dentro de los tres primeros edificios que comenzaron a dar forma al Campus de la UdeC y entró en funcionamiento en 1933, convirtiéndose en uno de los íconos de la arquitectura del Barrio Universitario.

Por eso, para el Rector Sergio Lavanchy, esta intervención ha significado recuperar uno de los valores patrimoniales más importantes de la casa de estudios, desde el punto de vista de la infraestructura, pero también la habilitación de mejores espacios para la docencia.

“Todo se ha hecho pensando en desarrollar con muchos más recursos la asignatura de Anatomía de la Facultad de Medicina, los servicios a los estudiantes y para que los académicos realicen su trabajo en mejores condiciones de las que existían hasta ahora”, dijo.

El Vicerrector de Asuntos Económicos y Administrativos, Alejandro Santa María, destacó las particularidades del edificio proyectado por los arquitectos Carlos Miranda y Enrique San Martín, y compartió detalles del proyecto de restauración, que se desarrolló en tres años.


Así, contó que en 2015 se recicló y pintó el bloque central y las fachadas norte y sur en sus tres niveles, se recuperó el auditorio (con capacidad para 147 personas), a la vez que hubo mejoramiento del área de disección, depósito de cadáveres y sala de lavados, incluyendo cambio de ventanas, nueva eléctrica y sistema de climatización.

El proyecto continuó el año siguiente con la recuperación de las alas laterales en el exterior, la restauración de ventanas, tratamiento de pintura y fachada, además de arreglos en la sala de clase de primer nivel, incorporación de aire acondicionado; para terminar este año con la intervención interior de los espacios comunes y de circulación. Todo esto, de acuerdo a la autoridad universitaria, consideró un total de 105 metros cuadrados en el interior, más toda la fachada del edificio.

“Lo que estamos haciendo es reinaugurar algo más que un edificio con mejores recursos, lo que estamos haciendo es recuperar un espacio que define nuestra identidad, nuestra pertenencia, a la udec; recuperamos un edificio que está arraigado en lo mejor de nuestra historia (…)”, afirmó Santa María.

En tanto, el Decano de Medicina, Dr. Raúl González, se refirió a los aspectos “intangibles” del edificio, recordando a quienes lo han impregnado de “conocimiento, espíritu y alma”, los -que a su juicio- son los grandes maestros de la especialidad.

Entre ellos, mencionó al profesor de Anatomía y dibujante, Enrique Solervicens; al ex rector y neuroanatomista, Edgardo Enríquez; el anatomista César Reyes, Jorge Rojas Menfis, Luis Viedma y la profesora Inés Ulloa.

Asimismo, agradeció a las autoridades el apoyo otorgado en este y otros proyectos a la Facultad que, como señaló, hoy exhibe importantes logros, como casi duplicar la formación de especialistas, la acreditación de todas sus carreras -salvo una que está en proceso-, la creación de departamentos, entre otros. “Estamos contentos con lo que hemos hecho, pero siempre mirando hacia adelante, son muchas las tareas que cumplir todavía”, indicó.

Por su parte, el Director del Departamento de Anatomía Normal y Medicina Legal, Dr. Horacio Osorio, expresó su gratitud por la concreción de un proyecto que -dijo- fue muy esperado por los docentes de la unidad académica y manifestó su satisfacción por el buen término de los trabajos que han permitido recuperar “un edificio que es y seguirá siendo emblemático para la Universidad y para la ciudad”.