UdeC reconoció productividad de Igor Wilkomirsky en ceremonia de premiación de Concurso de Patentes

Nueve fueron las tecnologías seleccionadas en la segunda versión del Concurso Patentes UdeC, que impulsa la Unidad de Propiedad Intelectual de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo. Durante la ceremonia, realizada en el auditorio Jaime Baeza, la Universidad reconoció, además, la productividad del académico Dr. Igor Wilkomirsky, el científico que tiene a su haber el mayor número de patentes aprobadas y es considerado actualmente como el mayor inventor de Chile.

Con más de cuarenta años trabajando en la Universidad de Concepción, el Dr. Wilkomirsky señaló que “las patentes son un medio para garantizar que la idea no sea apropiada por terceros, no son un fin en sí misma”, calificándolas como una parte de la cadena de desarrollo tecnológico. Indicó, además, que la clave para lograr este nivel de productividad –tiene 61 patentes a nivel nacional e internacional-, es la inquietud de los académicos para poder dar soluciones a problemas reales.

En ese sentido, agregó que para él, que es del área de la ingeniería y cuyas patentes están orientadas al área metalúrgica, ese enfoque ha sido fundamental. El académico recibió el reconocimiento de la UdeC por ser el inventor con más patentes en el país, considerando las 39 concedidas en Chile y las 21 en el extranjero, en países como Canadá, Estados Unidos, Japón, Argentina, China y la Comunidad Europea.

El Rector Lavanchy valoró el aporte que los académicos hacen en un campo tan complejo como es el de la innovación, emprendimiento y patentamiento, y a la vez, destacó la trayectoria del Dr. Wilkomirsky. “La Inapi, por su parte, siempre reconoce el nivel de patentamiento que tiene la Universidad, que dentro de las universidades chilenas es la que está liderando el número de patentes presentadas y aprobadas, de manera que lo que hacen nuestros investigadores es muy meritorio”, indicó el Rector.

Resultados del Concurso
Las nueve tecnologías premiadas abarcan distintos aspectos de la investigación. Uno de los proyectos reconocidas es un alimento duro, seco, fibroso y no pegajoso, que además es elaborado con mezclas especiales que aportan una sana alimentación a la vez que ayudan a solucionar los problemas asociados a la mal oclusión, de Leslie Vidal. También fue destacada una cepa probiótica con capacidad inhibitoria sobre patógenos, a través de la cual se podrán generar productos para ser administrados a lechones y cerdas con el fin de evitar infecciones, presentada por Sandra Quilodrán, Julio Vilena y Apolinaria García Cancino.

La tercera tecnología reconocida en este concurso es una proteína capaz de regular la captación de vitamina C, actuando como inhibidor específico del transportador de vitamina C, dependiente de sodio SVCT1, lo que ayuda a disminuir la disponibilidad de ácido ascórbico por parte de las células tumores. Este proyecto fue elaborado por el equipo de Felipe Zúñiga Arbalti, Valeska Ormazábal, Alexis Salas Burgos y Claudio Aguayo. Asimismo, también destaca una máquina portátil para determinar en terreno la firmeza y estructura interna de los arándanos, en forma no destructiva, simultánea y rápida, desarrollada por Christian Correa.

La quinta iniciativa premiada fue un ánodo electrocatalítico para celdas de combustión, el que es eficiente, estable, de bajo costo, y además posee excelente resistencia a la corrosión en medio ácido, proyecto desarrollado por Claudia Carrasco, Pablo Tobosque, Marisol Maril, Carlos Rodríguez, Marie-Paule Delplancke y Jean Luc Delplancke. La siguiente fue una pintura de poliuretano a base de corteza de árbol que presenta propiedades intumescentes y aislantes mejores que las pinturas comerciales, utilizando espesores 3 veces menores, de los investigadores Katherina Fernández, Manuel Meléndez, Paolo Rivas, Luis Montoya y David Rojas.

También fueron premiadas una emulsión para tableros a base de lignina y componentes metálicos que entrega protección a la madera contra la humedad y hongos, otorgando mayor durabilidad y resistencia, de los investigadores Marcela Norambuena y Rodrigo Cancino; una cepa de Lactobacillus fermentum y su uso como probiótico dado sus características anti Helicobacter pylori y propiedades funcionales superiores , presentado por el equipo de Apolinaria García, Cristian Gutiérrez, Enrique Sanhueza, Carlos González y Cristian Parra; y finalmente, un equipo que realiza determinaciones reológicas, como la viscosidad, de pulpas y suspensiones minerales de manera estable, precisa, confiable y en tiempo real; presentando un dispositivo robusto, portátil y adaptado a las duras condiciones ambientales de la minería, presentado por Leopoldo Gutiérrez, Fernando Parada, Jonathan Ortega y Fernando Lotero.

Cada equipo premiado obtuvo los fondos para iniciar el proceso de patentamiento a nivel nacional.