Sustentabilidad, Excelencia y Personas: Pilares del desarrollo futuro de la UdeC

La Sustentabilidad no es una propiedad, es un proceso de cambio, continuo, integral y equilibrado, mediante el cual un sistema incrementa su valor de manera sostenible en el tiempo. Por otro lado, la Excelencia es la capacidad para mejorar sistemáticamente resultados por medio de la adopción de mecanismos de aprendizaje y mejora continuos, orientados hacia los objetivos. Ambos conceptos suponen que se crea valor sostenido en el tiempo, a través del alineamiento de objetivos, personas y procesos.

Desde la Declaración de Talloires (1990), la incorporación de criterios de sustentabilidad en las Instituciones de Educación Superior se ha centrado en medidas básicas de gestión de residuos, ahorro de agua y energía, motivadas en reducción de costos y mejoras de la imagen pública. Por otro lado, la integración de la sustentabilidad en la investigación y la formación se ha visto enfrentada a elementos de conservadurismo académico poco proclives a los cambios.

Una Universidad de Excelencia se esfuerza por satisfacer las demandas de la sociedad y es por añadidura Sustentable ya que es capaz de visualizar los cambios en el entorno, adoptando mecanismos de respuesta ágiles, flexibles y dinámicos, que apunten a poner en valor y mejorar sistemáticamente los resultados de sus principales misiones: Formación, Investigación, Vinculación con el Medio y Creación de Valor Compartido. Una Universidad de Excelencia tendrá claros elementos de sustentabilidad si, además, es capaz de responder a las necesidades de la sociedad, asociándose con ella para compartir el valor creado y ejerciendo un liderazgo con capacidad de visión que sirva de inspiración a los demás. Una Universidad de Excelencia reconoce la importancia del capital humano e intelectual de los integrantes de su comunidad, integrando a cada uno en beneficio de la organización. Excelencia y Sustentabilidad corresponden a modelos de desarrollo sinérgicos que, unidos al potencial de las personas, permiten alcanzar resultados tangibles y perdurables en el tiempo.

Sustentabilidad y Excelencia deberán ser los pilares valóricos del desarrollo futuro de la Universidad de Concepción. La expresión práctica de estos principios se verá reflejada, por ejemplo, en la valoración de las condiciones naturales de los Campii, la introducción de la arquitectura sustentable y la puesta en valor del patrimonio, en la excelencia y pertinencia de la oferta docente de pregrado, postgrado y la formación continua, la acreditación de todas las carreras y programas, en el crecimiento integral y orgánico de las distintas unidades académicas, la mejora sostenida de la productividad académica, entre otros aspectos.

Sin embargo, el sello de este nuevo modelo de desarrollo corresponderá al fuerte compromiso institucional con la búsqueda de la autorrealización de todos los miembros de la Comunidad. Personas realizadas y motivadas son naturalmente estimuladas hacia la excelencia, comparten visiones y objetivos, hacen suyos los lineamientos estratégicos de la organización y se comprometen con los logros, garantizando la sustentabilidad futura de la Universidad.

Dra. Jacqueline Sepúlveda C.
Profesora Titular
Candidata a Rectora
www.jacquelinerectora2018.cl