Seminario internacional “Cines y Teatros del siglo XX" reunió a especialistas en la UdeC

En el Auditorio de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía, se realizó la conferencia organizada por el Programa Patrimonio Cultural de la UdeC, donde expertos nacionales y extranjeros abordaron el legado patrimonial de las salas de cine y teatro que han sido restauradas durante el siglo XX a lo largo del mundo.

Ricardo Utz, arquitecto y Director del Programa Patrimonio Cultural, fue el encargado de dar las palabras de bienvenida a los asistentes, donde destacó la importancia del seminario, señalando que "las antiguas salas de cine y teatro guardan un legado patrimonial, expresando otras épocas y en particular otras formas de relacionarse entre las personas".

“No hay duda que la arquitectura que albergó el cine y las antiguas salas de teatro representan un conjunto de códigos que se hace necesario descifrar y divulgar para conocer algo más de nuestro patrimonio, y a través de él, conocernos a nosotros mismos", agregó Utz.

Patricia Méndez, arquitecta de la Universidad de Buenos Aires y Doctora en Ciencias Sociales, inauguró la jornada con su ponencia "Cines del siglo XX en Argentina, arquitectura y participación ciudadana", donde detalló algunos de los hallazgos encontrados en la investigación sobre las salas de cine en Buenos Aires, que realizó junto a su colega Marta García.

"El 30% de las salas se demolieron y el otro 70% se encuentra en mal uso. Recién en 2011 la Comisión Nacional de Museos y Monumentos declaró por primera vez -aparte del Teatro Colón o el Cervantes– once salas más protegidas, pero para muchas de ellas el cuidado llegó tarde", sostuvo.

La académica señaló que la gran responsabilidad para el futuro la tienen los arquitectos. "No podemos esperar y lamentarnos, estoy en contra de la nostalgia y a favor de la acción", afirmó.

Marcelo Vizcaíno, académico del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello, fue el encargado de abordar la relación entre el cine y la arquitectura, mostrando el proceso de formación del patrimonio, y la concientización de la memoria visual y material a través de los edificios donde se proyectaban antiguamente las películas.

En tanto, Felipe Gallardo, arquitecto y académico de la Universidad de Chile, destacó la importancia de la actividad, señalando que encuentros como este “que está desarrollando el Programa Patrimonio y la universidad con el fin de educar y difundir auspician un porvenir bastante brillante para esta ciudad que merece una apuesta de progreso y de visión más jugada, más contemporánea y más participativa"

Carlos Inostroza, arquitecto egresado de la UdeC, expuso sobre dos casos de cines patrimoniales de la región: el Cine Bellavista Tomé y el Teatro del Liceo Enrique Molina.

El investigador hizo un llamado para que este tipo de encuentros se sigan repitiendo, sosteniendo que "es complejo realizar proyectos patrimoniales en la región con instituciones centralizadas en Santiago, por lo que felicito al Programa Patrimonio por la alta calidad de los especialistas que vienieron, de esta manera también podemos aprender de quienes han logrado recuperar y reutilizar espacios vitales para la ciudadanía".