Presentan conclusiones de cabildos organizados por Ciencias Jurídicas y Sociales

Con el fin de contribuir a la situación especial que se vive en nuestro país desde mediados de octubre, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Concepción —con el apoyo de la Dirección de Estudios Estratégicos de la casa de estudios— llevó a cabo un total de nueve Cabildos Universitarios, donde los diferentes grupos de trabajo que se formaron en cada instancia tuvieron la oportunidad de deliberar en base a preguntas previamente elaboradas para encuadrar el debate.

Fueron un total de siete temáticas las que se discutieron en el Campus Concepción, dos de las cuales se replicaron en el Campus Chillán. Los Cabildos Universitarios se realizaron entre el 13 de noviembre y el 5 de diciembre; y luego de un ejercicio de recopilación y sistematización se entregaron las conclusiones de cada uno de ellos.

"Régimen de pensiones. ¿Qué nos preocupa de lo que pasa en Chile?" fue el primer cabildo universitario. Las ideas confluyeron en que no es adecuado el sistema actual de pensiones, porque contribuye a plasmar la desigualdad, lo que se traduce en pensiones indignas que están lejos de permitir una buena calidad de vida. Otros cuestionamientos dicen relación con las grandes utilidades que reciben los accionistas de las administradoras, en desmedro de la precariedad de las pensiones, y el sistema de previsión diferente de los integrantes de las Fuerzas Armadas.

En cuanto al mejoramiento del sistema actual, se optó por el establecimiento de un sistema mixto, de capitalización individual y de reparto, con el objeto de introducir principios de solidaridad. Además, se señaló que es imperativo que el riesgo de las pérdidas sea para los accionistas y no para los cotizantes.

"Sistema de salud y acceso a los medicamentos". Las conclusiones apuntan a que ambos sistemas de salud, público y privado, presentan falencias graves en la prestación de servicios, así como en la información disponible para optar a ellos. También se considera que el sistema de salud es insuficiente, pues se trata de un sistema desigual (si tienes dinero, tienes salud) y discriminatorio (tanto por edad, sexo y preexistencias). Referente al sistema de salud público, este es percibido con falta de recursos disponibles para operar con eficacia y con una gran saturación; mientras se concluye que el sistema privado está hecho en su gran mayoría para hombres jóvenes y sanos. También se promueve la creación de un sistema único de salud, a cuyo cargo estarían instituciones sin fines de lucro, tales como universidades. Una de las ideas más consensuadas es que se deben generar incentivos y facilidades para el estudio de la carrera de Medicina y que además se involucre a los estudiantes con la salud pública.

Respecto a los medicamentos, se percibe que los laboratorios prácticamente tienen un monopolio y se insta a la autoridad correspondiente a actuar para impedir cobros abusivos. Otra de las fórmulas apunta a fortalecer las farmacias populares y al deber de los médicos de, al momento de recetar algún medicamento, indicar la alternativa más económica.

"Medioambiente: ¿cómo avanzar hacia el desarrollo sustentable?". Sobre la pregunta de qué le gustaría consagrar en la Constitución Política al respecto, primero se determina consagrar como principio fundamental el “desarrollo sostenible”, como principio básico al igual que el bien común, es decir, que la actividad económica se subordine a un desarrollo sustentable y que no se realice en detrimento del medioambiente. Además, modificar el Artículo 19, número 8, que dice “El derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación”, por “El derecho a vivir en un medioambiente sano”.

También respecto a la Constitución pero ahora referente al agua, se establece que lo primero sería reconocer el derecho humano al agua y al saneamiento. Además, establecer usos prioritarios del agua, poniendo en primer lugar las personas y los ecosistemas, luego de esto, definir cuáles vienen después.

"¿Hacia el cambio del Estado unitario y del régimen presidencial?". Este cabildo se realizó tanto en Concepción como en Chillán. Las conclusiones apuntan a modificar el sistema presidencial reforzado, donde se atenúen las atribuciones del Ejecutivo, tanto en iniciativa de ley como también en otros aspectos, como por ejemplo, en la posibilidad de establecer el carácter de urgencia de los distintos proyectos, con el fin de que exista un mejor sistema de frenos y contrapesos para las atribuciones del Presidente, de manera que no prime su ideología política sino que represente las reales necesidades del soberano. Por otra parte, que se dote de mayores competencias a las regiones, con el objeto de alcanzar una mayor descentralización político-administrativa y lograr equilibrio y representatividad, junto con especificar que los grandes proyectos regionales paguen un impuesto y que se invierta en la misma región.

"Proceso constituyente". Al igual que el cabildo anterior, se desarrolló en Concepción y Chillán. Hubo concordancia en que se requiere de una nueva Constitución Política, ya que, entre otros motivos, la actual constituye una traba para realizar ciertos cambios que se consideran estructurales, además que carece de una legitimidad de origen al ser redactada y aprobada en dictadura.

La gran mayoría de los grupos de trabajo coincidieron que el órgano que debería redactar la nueva Constitución debería ser la “Convención Constitucional”, en base a que genera una mayor representatividad, credibilidad política y haría que participaran todos los sectores de la sociedad.

"Desigualdad en Chile. Diferentes miradas". Se determinó que las distintas y profundas manifestaciones de desigualdad que existen en nuestro país son completamente inaceptables, puesto que afectan tanto el bienestar y desarrollo personal y social, obstaculizando un real desarrollo del país. Las profundas desigualdades han llevado a que nos convirtamos en una sociedad discriminadora y aporofóbica, lo que se ha percibido con gran notoriedad durante las últimas semanas en nuestro país a propósito de las movilizaciones sociales, lo que se traduce, además, en una profunda falta de empatía y situaciones de violencia. Producto de estas desigualdades y de la estratificación social, se advierte una profunda desconexión de la clase política y, en general, de las clases más acomodadas, con las distintas realidades de la sociedad.

"Ética, política, dinero y tributos". El último cabildo universitario realizado. Como primer punto se pidió terminar con la puerta giratoria y el conflicto de interés en el ámbito público y privado. A nivel de grupo se planteó que debe haber mayor fiscalización en los temas referidos a ley de compras públicas, ley de lobby, concesiones y licitaciones; siendo impresentables los tratos directos entre autoridades del nivel público y del nivel privado. Además, se señaló que no debe existir impunidad para quienes cometan delitos de corrupción/cohecho; que no solamente deban asistir a clases de ética, sino efectivamente sean sancionados y se haga realidad la igualdad ante la ley. Referente al sistema tributario, se indicó que el actual no permite lograr una adecuada redistribución del ingreso.