Orquesta Sinfónica presentó programa rumbo al centenario de la UdeC

El Rector Sergio Lavanchy presentó el programa con el que la Orquesta Sinfónica se prepara para celebrar el centenario de la Universidad de Concepción, e indicó que con el objetivo de abordar repertorios de alta complejidad se unirán al trabajo estable de la Orquesta, directores y solistas de reconocido prestigio.

En una actividad realizada en la Sala David Stitchkin, el Rector presentó a quien dirigirá la Orquesta en el proyecto hacia el centenario. Se trata del maestro Francisco Rettig, quien asumió el cargo de Director Principal Asociado y Consejero Artístico. Junto al él, presentó al Concertino Principal Asociado y consejero artístico, Dorian Lamotte, y al Director Residente, el maestro chileno Pablo Carrasco.

El Rector Lavanchy afirmó que se trata de “una programación de primer nivel en todo sentido, en la variedad de obras que se van a presentar, de una calidad de la que no cabe duda (…) Esto demuestra una vez más la consolidación de nuestra orquesta, de nuestra corporación cultural y de la forma como estamos trabajando para que efectivamente siga siendo una de las orquestas más importantes de Chile”.

En detalle, el programa contempla la realización de diez conciertos sinfónicos, una temporada de cámara con cinco presentaciones, dos proyectos de música popular en formato sinfónico, trece conciertos educacionales y decisiete de difusión en diferentes comunas; además de un proyecto de danza, con la presentación de Carmina Burana, de Carl Orff (para octubre); y en lírica, con la obra Rigoletto, de Giuseppe Verdi.

Junto con lo anterior, el Rector anunció que, de manera inédita, la Orquesta interpretará un concierto de apertura con obras que el público -que asistió a la temporada pasada- seleccionó mediante una encuesta, escogiendo Obertura Coriolano y la Sinfonía nº6 Pastoral, de Beethoven; y el Concierto para piano nº1, de Tchaikovsky.

Los diez conciertos sinfónicos representarán variados estilos, entre los “clásicos” se encuentran obras como Concierto para piano nº21, de Mozart; Sinfonía nº92, de Haydn; la Sinfonía nº9, de Beethoven; y la Sinfonía nº1, de Schubert. También estará conformada por obras del estilo “romántico”, como Concierto para Violín, de Mendelssohn; la Sinfonía nº4, de Brahms; y la Sinfonía nº2, de Rachmaninov.

Por su parte, el repertorio “impresionista”, contempla La tumba de Couperin, de Ravel; Preludio a la sista del Fauno, de Debussy; y los Pinos de Roma, de Respighi.

Finalmente, bajo los repertorios contemporáneos, se presentará El pájaro de fuego, de Stravinsky; El mandarín maravilloso, de Bartok; la Suite West side story, de Bernstein y la Sinfonía nº2, de Sibelius.