Mural Presencia de América Latina cumplió 50 años

Un día como hoy, hace 50 años, la UdeC inauguraba el mural Presencia de América Latina, símbolo de la hermandad chileno-mexicana y patrimonio relevante de la Universidad y la Región.
La ejecución del Mural fue parte de la ayuda que el gobierno de México prestó a Chile tras el devastador terremoto de 1960 y que, en el caso de nuestra Universidad, se materializó en el apoyo para la construcción del edificio de la Casa del Arte “José Clemente Orozco” en el lugar que ocupara la Escuela Dental, destruida por un incendio que la afectó un mes después del terremoto de 1960.
La obra de acrilato sobre estuco –que cubre una superficie de 250 metros cuadrados- se ejecutó entre 1964 y 1965 y en ella participaron junto al maestro mexicano Jorge González Camarena, sus connacionales Salvador Almaraz, Manuel Guillén y Javier Arévalo, además de los penquistas Eugenio Brito (quien fuera director del Departamento de Artes Plásticas) y Albino Echeverría (más tarde asesor artístico de la Pinacoteca).
“El mural, de carácter monumental, describe la unidad genética y, por cierto, el destino de los países de nuestro continente. En él está descrita la relación fundacional de nuestra identidad trágica, múltiple; desde lo maya, lo griego y lo hispano a lo latinoamericano”, señaló la curadora de la Pinacoteca, Sandra Santander.
En este relato pictórico, agregó, están presentes los valores culturales, raciales y de unión de los países latinoamericanos.  “En él están representados el mundo prehispánico, la conquista de América, y la fusión de las razas producto del encuentro de las culturas americanas y la española. Es también una invitación a reconstruir nuestra historia común, pero no desde el relato frío de la historia sino desde el continuo devenir”, indicó.
Para la curadora, la celebración de los 50 años del mural –restaurado en 2012- es una oportunidad para resaltar hitos vinculados que han enriquecido y valorizado el patrimonio que alberga la Casa del Arte.
“Uno de los más significativos es,  sin duda, la declaratoria como Monumento Histórico Nacional que recibiera el mural  en 2009 y,  con ello, su puesta en valor como obra patrimonial que, entre otras cosas, ha conseguido instalarlo como uno de los rasgos identitarios de esta comunidad, que lo visita periódica y masivamente”, dijo.
 Puente cultural
Para el académico del Departamento de Artes Plásticas y director del Magíster en Arte y Patrimonio, Javier Ramírez, esta obra es un testimonio del fuerte intercambio cultural que unió a Chile y México desde los gobiernos radicales hasta el Golpe de Estado de 1973, del que también son expresión los murales de Xavier Guerrero y David Alfaro Siqueiros en la Escuela México de Chillán.
Esta relación cultural, comentó, se retoma “simbólicamente”, para ser reforzada, con la reciente visita de la Presidenta Michelle Bachelet al país del norte. Con esta visita “se reactivó una serie de medidas, con las cuales los ministros de cultura definieron trazar una gestión cultural más concreta y duradera”, señaló.
Más allá de su “implicancia plástica”, este Mural, a juicio del académico, habla de la vocación latinoamericanista de su creador.  “González Camarena es un muralista de los llamados de la segunda generación y su tópico está vinculado fundamentalmente a la cultura latinoamericana. Es distinto a otros muralistas, puesto que lo que hicieron Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera estaba vinculado a los temas mexicanos, producto de la Revolución (..)”, explicó.
En una mirada actual, esta obra –según Ramírez- representa un desafío desde la perspectiva del quehacer cultural. “La idea es poder, a partir de una obra más que mexicana, más que penquista, latinoamericana, abrir más posibilidades para el intercambio cultural dentro del continente”, indicó.
Las celebraciones
Las celebraciones de los cincuenta años del Mural comenzarán el 5 de octubre con un acto oficial, en la Casa del Arte, oportunidad en que se presentará el video promocional de la Pinacoteca.
Ese mismo día, en distintos espacios de Concepción, Chillán y Los Ángeles, se abrirán 11 exposiciones simultáneas con obras de la Colección de Pintura Chilena, unidas en el concepto "Ejercicios para la ciudad" y que estarán en exhibición hasta el 31 de octubre.
Por otro lado, se proyecta la realización de dos murales en sendas salas de la Pinacoteca, por los muralistas urbanos Joel Bustos y Francisco Moreno, y otro más, en el exterior de la Casa del Arte, a cargo de niños de distintos jardines infantiles.