Modernización de la cultura organizacional

Para alcanzar mayores niveles de calidad global, la Universidad requiere avanzar en la modernización de su cultura organizacional. Un aspecto clave en esta modernización es el adecuado control de la gestión. Asimismo, resulta imprescindible dotar al Directorio de apoyo profesional para el análisis de las políticas institucionales que fortalezcan el accionar de la Corporación. En la estructura orgánica de la Corporación Universidad de Concepción, el rector preside todas las unidades de decisión: Directorio, Junta General de Socios y Consejo Académico. No existen, por esto, las condiciones para que la Junta General de Socios o el Directorio de la Corporación cumplan con el rol de oposición de funciones. Por ello, crearemos un observatorio de gestión, que permitirá una mejor ejecución de las tareas y una mayor participación de los distintos estamentos universitarios.

Los actuales estatutos corporativos contemplan la generación de iniciativas tendientes a modernizar la estructura organizacional, como se ha demostrado durante la administración actual con la creación del cargo de Director General de Finanzas Corporativas, que no se encuentra en los estatutos, al igual que la reciente creación de un nueva vicerrectoría.

Pensamos que si bien los estatutos regulan el ejercicio de los cargos, es posible para los órganos colegiados y el rector tomar iniciativas para mejorar la democracia y aumentar la participación en todos los niveles. La falta de instancias de diálogo y participación de los académicos se ve reflejada en la reelección por numerosos periodos de unas pocas personas en cargos directivos, dificultando el debate sobre las proyecciones futuras de la Universidad. Esto impide el surgimiento de nuevos líderes universitarios y propicia prácticas que no favorecen ni la transparencia ni la participación, de ahí que nos propongamos crear un consejo universitario, de carácter consultivo, que fortalezca la democracia interna, sin que sus funciones se superpongan a las de otros órganos universitarios. Su finalidad será promover y resguardar la calidad de la convivencia universitaria y salvaguardar los valores culturales y espirituales de la Universidad, como también su patrimonio material.

Otras medidas que proponemos son: adscribirnos a la Ley de Transparencia; asegurar el funcionamiento de la defensoría universitaria acordada en la última negociación colectiva; establecer la autonomía de la Contraloría Universitaria; generar procedimientos de revisión y retroalimentación de las evaluaciones de los funcionarios; y normar la duración de los períodos en que las distintas autoridades ejercen sus funciones, limitando a dos períodos, consecutivos o no, los cargos de rector y de decano; y a dos reelecciones consecutivas (con posibilidad de reelecciones no consecutivas) las direcciones de departamentos y de centros universitarios.

Carlos Saavedra Rubilar
Equipo Rectoría UdeC 2018
http://rectoriaudec2018.cl/