Mika Eichenholz será el nuevo Director Titular de la Orquesta Sinfónica UdeC

Luego de un largo proceso de selección, y de acuerdo a los procedimientos establecidos, el Directorio de la Corporación Cultural Universidad de Concepción, Corcudec, ha designado al maestro sueco Mika Eichenholz como Director Titular de la Orquesta Sinfónica Universidad de Concepción a contar del año 2017.
El maestro Eichenholz ha sido un visitante permanente de las temporadas musicales de la Orquesta Sinfónica Universidad de Concepción. Durante 2016, será invitado como director y al mismo tiempo trabajará junto a Corcudec en el proyecto que se llevará a cabo con la Orquesta Sinfónica a contar del próximo año.
Mika Eichenholz hizo su debut junto a la Orquesta Filarmónica Real de Estocolmo en 1989, tras estudiar con el profesor Jorma Panula en la Academia Sibelius de Helsinki. Ese mismo año se graduó de la Academia y recibió el Primer Premio en el Competencia Sueca para Directores (Svenska Dirigentpriset). En 1990 fue elegido para reemplazar a Neeme Järvi en una gira de la Orquesta Filarmónica de Israel, iniciando así una carrera que lo ha llevado a dirigir orquestas en todo el mundo.
Es invitado frecuentemente a dirigir las orquestas de Suecia y Finlandia, así como en Europa Oriental (Eslovenia, República Checa, Croacia, Hungría, Rumania), Austria y Sudamérica.
Entre sus compromisos recientes, cabe mencionar los conciertos con la Filarmónica Real de Estocolmo, la Orquesta Sinfónica de la Radio Sueca, la Orquesta de Cámara de Chile, la Orquesta de Cámara Sueca y la Sinfónica de Hamburgo, así como giras operísticas por Holanda. En marzo de 2009 hizo su exitoso debut ante la Orquesta del Mozarteum de Salzburgo, como director musical de la producción Nordlichter, eine Sibelius Phantasie (“Luces borales, una fantasía sobre Sibelius”) en el teatro Haus für Mozart de Salzburgo.
El año pasado, Eichenholz dirigió el ballet El lago de los cisnes de Tchaikovsky en el Salzburger Landestheater, así como conciertos de las orquestas sinfónicas de Helsingborg y Gävle (Suecia) y Kuopio (Finlandia).
Fernando Alarcón