Medicina realiza jornada de bienestar y salud mental para estudiantes de todas sus carreras

Investigaciones realizadas en Chile evidencian una alta prevalencia de enfermedades de salud mental en estudiantes universitarios. La depresión se presenta en un 27% de los jóvenes, seguido de un consumo problemático de alcohol, con un 24%; trastornos alimenticios, 15%; trastorno bipolar, 10%; y riesgo de suicidio, 5,3%.

Las cifras fueron dadas a conocer en la Primera Jornada de Bienestar y Salud Mental de la Facultad de Medicina, actividad financiada por el Centro de Apoyo al Desarrollo del Estudiante (CADE) y dirigida a alumnos de todas las carreras que imparte la unidad académica.

La coordinación estuvo a cargo de la Unidad de Apoyo al Estudiante de la Facultad, una de las primeras en su tipo dentro de la Universidad y que, de acuerdo a su decano, Raúl González, es una muestra de la preocupación por el bienestar de los jóvenes del área de la salud.

“Y la salud mental ha sido, desde hace un tiempo, un tema convergente y transversal a las universidades del país, a la Universidad de Concepción y a nuestra Facultad”, comentó.

La jornada —la primera de dos— es una respuesta concreta a esta preocupación, señaló, reconociendo “que debemos avanzar mucho más en ello”.

En el CADE son conscientes de la presión que sienten los estudiantes en ciertos periodos de su vida universitaria, por eso se estableció una estrategia de apoyo a las facultades para la generación de proyectos en el área de bienestar estudiantil, orientado a la salud mental, explicó la directora del Centro, Ximena Ibacache.

“Pero a través del CADE tenemos recursos para financiar actividades destinadas a todas las carreras, más de mil estudiantes, orientadas al bienestar emocional que también es central en el desempeño académico”, expresó.

La también docente de Medicina contó que muchos estudiantes declaran “estrés académico, pero que se manifiesta en síntomas depresivos y ansiedad en relación a todo lo que tiene que ver con la carga académica”.

A su juicio, a veces las dificultades en la programación de las clases —la asignación de salas y docentes— les impide planificar su tiempo, de manera que puedan realizar actividades de ocio o relajación que contribuyan a su bienestar.

Durante esta sesión, que se repite el próximo miércoles, se realizaron talleres de yoga, arte tefrapia, músico terapia y meditación. La idea, “es que los estudiantes puedieran poner pausa a su vida académica y tener experiencia a los otros días”, explicó la coordinadora de la Unidad de Apoyo al Estudiante de la Facultad de Medicina, a psicóloga Mary Jane Schilling.

“Organizamos la jornada porque hay interés y preocupación por la salud mental de nuestros estudiantes; es un tema que desde hace un tiempo ha generado debate no solo entre los estudiantes sino entre los distintos estamentos y lo queremos es entregarles estrategias de autocuidado a través de estos talleres”, indicó.

En la exposición de apertura, la profesional puso el acento en el autocuidado y dio cuenta de una serie de factores que inciden en el bienestar y que también tienen efecto en el buen desempeño académico, como la actividad física, la alimentación saludable, el descanso adecuado escanso (dormir las horas necesarias), la reducción del tiempo de exposición a las pantallas (éstas afectan el ciclo de sueño-vigilia) y la organización del tiempo, de manera de equilibrar estudio, vida social y ocio.

“La idea es que disfruten su vida y disfruten su vida universitaria”, afirmó.