Laboratorio de Piscicultura trabaja en proyecto intercultural con comunidad lafkenche de Carahue

Un equipo multidisciplinario del Laboratorio de Piscicultura y Patología Acuática del Departamento de Oceanografía de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas realizó el jueves 3 de agosto una visita en terreno a la comunidad mapuche lafkenche Painecura del sector de Hueñalihuen en la comuna de Carahue, Región de la Araucanía.

La iniciativa es parte de un conjunto de acciones e interacción que el equipo del Laboratorio viene llevando a cabo con la comunidad Painecura desde hace algún tiempo. Hace un par de semanas, representantes de dicha comunidad visitaron dependencias del Laboratorio con la finalidad de solicitar apoyo en el desarrollo de proyectos de tipo productivo. "Luego de ese primer acercamiento en terreno, nos invitaron a ver lo que tienen, conversar con el Lonco y establecer una estrategia de trabajo para ver sus necesidades, sus capacidades y oportunidades", dijo el Director del Laboratorio, Dr. Ariel Valenzuela.

La comunidad mapuche lafkenche de Painecura trabaja actualmente con algas, moluscos y a futuro buscan abrir sus horizontes productivos, incorporando el cultivo de peces. "El trabajo de nosotros como biólogos marinos, implica apoyar estas iniciativas que muestran nuestro compromiso para con la comunidad, más allá del laboratorio", explicó el Dr. Valenzuela. "Además esta es una excelente oportunidad para que los alumnos aprendan y puedan conectarse con las necesidades de su entorno, a través de un trabajo de aplicación científica, pero con una base de interculturalidad, y para ello, estamos trabajando de la mano con el Ministerio de Desarrollo Social", agregó.

El equipo dedicado a este proyecto está integrado, además del Dr. Valenzuela, por el Doctor en Biotecnología José Miguel Araya, más dos alumnos de la carrera de Biología Marina: Alfonso Colil e Ignacia Rodríguez.

Colil se integró al proyecto con el fin de aprender a gestionar y aportar a su comunidad. " Estas iniciativas rompen los prejuicios, por lo que me siento afortunado de participar en un proyecto que cambie la visión de mi pueblo, cuya vida y cultura siempre se ha basado en esfuerzo y una visión más naturista y sustentable de los recursos que nos entrega la tierra", sostuvo, junto con agregar que “con los recursos y herramientas de la comunidad y de la Facultad, estoy seguro que se consumará de forma sólida y exitosa”.

Asimismo, Ignacia Rodríguez afirmó que “la posibilidad de interactuar con el mundo real y el desarrollo social de las comunidades que nos rodean es una oportunidad única y maravillosa. La labor de un científico no es descubrir cosas fantásticas que sean lo top de lo top, sino realizar avances que sean útiles para la sociedad y que estén al alcance de todos. Por eso esta iniciativa de llevar la ciencia –que para nosotros es tan cotidiana- a gente que con un poco de ayuda y guía le va a sacar tanto provecho, es muy necesario y gratificante”.

Desde el Laboratorio, destacaron la positiva recepción de las comunidades indígenas a estas nuevas posibilidades de aprendizaje y colaboración. “Están muy motivados por las oportunidades y desafíos que tienen por delante, se nota que están abiertos al aprendizaje que la UdeC está entregando a la comunidad y muy agradecidos de que esta misma prevalecerá en el tiempo, ayudando y apoyando a un proyecto, que sin lugar dudas, producirá un cambio socioeconómico al sector”, aseguró Colil.

Paulina Hernández