La Universidad que soñamos

La candidatura Rectoría UdeC 2018 tiene sus antecedentes en el proceso de reflexión que un grupo de académicos y académicas de nuestra Universidad inició en abril de 2013. Nos preguntamos ¿Cómo queremos nuestra Universidad para los próximos 100 años de vida? Las conclusiones que obtuvimos después de meses de reflexión y de una jornada de trabajo, que incluyó no solo a personal académico sino también funcionarios/as y representantes estudiantiles, se plasmaron en un documento que quedó disponible para la comunidad Universitaria (http://www.udec100.cl/libro-udec100). Concluimos que nuestra Universidad constituye un proyecto relevante para la sociedad donde se inserta, y un aporte sustancial para el desarrollo nacional, con un ideario y una historia que es necesario preservar y desarrollar acorde a los tiempos actuales. También, la importancia de abordar en forma decidida los desafíos que se enfrentan en un mundo cambiante y en un contexto educativo de transición, como el que se vive en Chile. Llegamos al convencimiento que era necesario presentar esta visión a la comunidad y postular a la rectoría como proyecto colectivo, que accedió encabezar el Dr. Carlos Saavedra Rubilar. Hoy creemos que el proyecto es más relevante que nunca.

Nuestro programa tiene seis líneas estratégicas, que se focalizan en los temas propios de una universidad compleja como la nuestra: formación de calidad; investigación, desarrollo e innovación; la universidad como espacio para la cultura, la comunidad y el patrimonio; calidad de vida laboral; carreras académica y funcionaria; y modernización de la cultura organizacional. Vemos con satisfacción que hay elementos centrales de nuestras propuestas que están siendo incorporadas en otras candidaturas. De hecho, los valores, objetivos y acciones que emanan del plan estratégico institucional 2016-2020, resumen lo que anhelamos para nuestra comunidad universitaria. Creemos que estos anhelos pueden concretarse sólo si existen principios fundamentales que se apliquen en todas las acciones que propongamos, cuidando el equilibrio entre la dimensión institucional y personal. No podemos sostener que la Universidad debe seguir creciendo sin preocuparnos de los costos individuales de ese crecimiento, así como no puede haber participación efectiva si las decisiones dependen solo de algunas personas. La transparencia no puede minimizarse a la información oportuna de las decisiones, o el éxito institucional medirse solo por el número de publicaciones o proyectos ganados. Velaremos porque el desarrollo orgánico e integración en la sociedad, transparencia en los procedimientos, inclusión, participación y equidad de género, estén presentes en cada acción que emprendamos, de cara al nuevo centenario de la Universidad de Concepción. Seguiremos visitando las distintas unidades académicas para compartir visiones e ideas. Por la Universidad que soñamos.

Carlos Saavedra Rubilar
Equipo Rectoría UdeC 2018
http://rectoriaudec2018.cl/