Investigador senior del IMO expuso herramientas de última generación para estudio de células

En el Auditorio Alamiro Robledo, de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, el Dr. Ger Van den Engh dictó una charla abierta a toda la comunidad, donde abordó el avance de la tecnología para resolver problemáticas científicas.

El investigador senior del Instituto Milenio de Oceanografía (IMO), en su ponencia titulada "Flow Cytometry & Cell Sorting Technology: Expanding possibilities for particles detectaron", profundizó en el uso de herramientas de última generación para el estudio de las células mediante la citometría de flujo avanzada.

En este contexto, el Dr. Carlos Henríquez, postdoctorante del IMO y organizador de la actividad, valoró la calidad de la charla, realizada con el apoyo del Departamento de Oceanografía. “El Dr. Van den Engh trabaja con nosotros desde 2009, es uno de los desarrolladores de los citómetros de flujo avanzado con los que trabajamos”, puntualizó.

Asimismo, agregó que estos equipos sirven para detectar cualquier partícula, señalando que “la aplicación que manejamos para el citómetro está relacionada a la oceanografía”. En este sentido, enfatizó además la larga trayectoria del académico, quien cuenta con más de 20 patentes.

El Dr. Van den Engh es un reconocido biofísico holandés dedicado a desarrollar nuevas tecnologías en el estudio de las células. En su charla abordó los distintos avances de la tecnología para resolver problemáticas científicas, en este caso particular el uso de herramientas de última generación para el estudio de las células mediante la citometría de flujo avanzada.

“He estado diseñando y desarrollando instrumentos para contar y analizar células de la sangre, me he dedicado muchos años a la investigación médica en los campos de la imagenología y genética, pero en los últimos diez años me he inspirado por oceanógrafos que han estado estudiando las aguas de los océanos”, indicó el académico.

Además, enfatizó que los océanos son “la sangre de nuestro planeta”, por lo que se debe generar más consciencia y reforzar su cuidado. En este sentido, señaló que los seres humanos hemos aumentado la cantidad de dióxido de carbono que existe en los océanos, por lo que debemos estar atentos a lo que pasa con la sangre del planeta. “Es por eso que en los últimos diez años he estado adaptando y cambiando máquinas para medir células de la sangre, que se vuelvan mejores contando e identificando partículas de plancton en el océano”, dijo.