Investigación, creatividad e innovación en la UdeC

La investigación y creatividad son una dimensión fundamental del quehacer académico. Su concreción permite a una institución transformarse en referencial y agente promotor de desarrollo para el entorno social en que se desenvuelve. En este sentido, nuestra Universidad de Concepción se ha posicionado entre las universidades chilenas, desde regiones, con altos estándares de calidad en materia de investigación en una amplia gama de saberes. Sin embargo, la sociedad del conocimiento en que vivimos y el vertiginoso avance de las tecnologías digitales, nos imponen nuevos desafíos. Ya no basta con saber, sino que debemos ser capaces de aplicar dicho saber. La información en esta aldea global está a un clic de distancia a través de la web, el “big data” al alcance de la mano; pero ¿cómo hacemos para convertir esta plétora de bits en conocimiento legible? La cuarta revolución, la transformación digital, y las nuevas estrategias de generación y transmisión del conocimiento tendrán un papel estratégico en los próximos años.

En este escenario, la creatividad e innovación adquieren una importancia fundamental para el desarrollo de nuestra universidad. Por un lado, debemos brindar las condiciones para la generación de nuevas ideas, nuevos enfoques, nuevas formas de ver la realidad y los procesos; por otro, debemos facilitar que tales ideas puedan volverse realidad, transformarse en soluciones concretas, mejorar la calidad o eficiencia de los productos y los procesos. De este modo, poniendo la creatividad y la innovación en el centro de la UdeC transversalmente, contribuiremos a garantizar su crecimiento de cara a un nuevo siglo de existencia.

La innovación es un motor de desarrollo económico, es un medio, no un fin; se aplica para resolver problemas a escala global y agrega valor a lo que ya existe. Pero innovación es mucho más aún: es un cambio social, educacional y conductual, una forma diferente de mirar el mundo. La clave para que se genere innovación son las personas; una buena idea no tiene valor si no existe una persona detrás dispuesta a materializarla, lo que también permite aseverar que la innovación siempre va ligada directamente con el emprendimiento.

Proponemos avanzar en la regulación y el establecimiento de un ecosistema innovador y emprendedor en la UdeC, pero desde el pregrado, que promueva competencias blandas en nuestros egresados; en otras palabras, establecer una cultura de la innovación. Examinaremos el actual modelo educativo para responder de mejor manera frente a las exigencias en materia de creatividad, emprendimiento e innovación. Generaremos programas que ayuden a investigadores a desarrollar iniciativas para resolver problemas regionales relevantes. Potenciaremos los organismos de la UdeC que desarrollan la actividad de protección, licenciamiento y transferencia. Apoyaremos la creatividad en las facultades y centros, y avanzaremos en reconocer la innovación y el emprendimiento como actividades académicas relevantes. Es un compromiso.

Carlos Lorenzo González Correa y equipo de comunicaciones
www.gonzalezrectorudec.cl