Exitosa final de quinta versión del concurso Desafío High Tech UdeC

Luego de superar la etapa clasificatoria entre 173 propuestas iniciales y recibir entrenamiento en diversas estrategias de negocio y mentorías por tres meses, trece equipos de emprendedores llegaron a defender sus proyectos en el Auditorio Jaime Baeza en la final del 5º Concurso Desafío High Tech UdeC.

El certamen es organizado por la Incubadora de Negocios (IncubaUdeC), la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL), Gearbox e Innbio, y su objetivo es apoyar el desarrollo de proyectos de innovación o emprendimientos con alto potencial de crecimiento en las áreas (tracks) de empresas de base tecnológica, bioeconomía, biotecnología y tratamiento de residuos industriales (Masisa).

El concurso partió hace cinco años como una iniciativa centrada en estudiantes de la UdeC y, desde 2016, se ha abierto a toda la comunidad regional, considerando estudiantes, académicos y emprendedores, en general, como recordó el Director de Investigación y Desarrollo, Dr. José Becerra, en su saludo de los finalistas.

El académico felicitó “la motivación, actitud y compromiso (de los participantes) con el actual y futuro emprendimiento de nuestra región” y afirmó que quienes no llegaron a la final también deben sentirse ganadores. “Deben tomar esto como un entrenamiento para seguir participando en proyectos de emprendimiento. Ya se han formado en las primeras etapas de cómo se hace esto”, indicó.

Por su parte, la Directora Ejecutiva (s) de IncubaUdeC, Paula Valencia, expresó que este concurso es “una excelente primera instancia para cualquier estudiante o emprendedor que quiera conocer sobre temas de negocios”.

La profesional señaló que tuvo la oportunidad de ver las postulaciones iniciales y la evolución que tuvieron hasta llegar a la final, de manera que “van a poder salir al mercado de forma exitosa, porque no solo son buenas ideas, sino que (ellos) son excelentes emprendedores, y eso (la persona) es un potencial para que un negocio pueda ser exitoso en el futuro”.

En la etapa de cierre, cada equipo tuvo que realizar una presentación, en tres minutos, ante un jurado que estuvo integrado por Ronald Ruf (gerente general de la Cámara de la Producción y el Comercio), Gaspar Morgado (broker tecnológico de Chilenomics), Eugenio Cantuarias (gerente de Acelera Latam) y Beatriz Millán (Directora Ejecutiva de IncubaUdeC).

Tras una extensa jornada de presentaciones, los evaluados decidieron premiar los proyectos Social Clean (base tecnológica), Regenediol Sativa (Biotecnología), Generador gravitacional (Bioeconomía) y Vermihumedal (Masisa).

Los estudiantes de Ingeniería Felipe del Río, Erick Herrera y Leonardo Ortiz, son los responsables de Social Clean, “el uber de las lavadoras”, que consiste en una aplicación que pone en contacto a personas que requieren lavar su ropa con las que pueden darles el servicio de lavado.

Regenediol Sativa es un preparado en base a un metabolito de Canabis sativa, sin propiedades sicoactivas, ideado por los estudiantes de Odontología de la UdeC, Edson Vivanco y Francisca Retamal, como un inductor para la regeneración de úlceras bucales que se producen por la radio y quimioterapia.

Desde Yungay surgió la propuesta del generador gravitacional, una generador eólico que, a través de imanes, ofrece una solución para la recuperación de aguas y su utilización en áreas rurales. Sus autores son los alumnos del Liceo A 17 de la comuna, Camila Martínez, Gonzalo Silva, Marian Chaboud y su profesor, Marcelo Araneda.

Vermihumedal es un sistema modular de tratamiento biológico que fusiona un mecanismo percolador lombrifiltro y un humedal artificial, para la recuperación y reutilización de aguas grises domésticas para zonas rurales y aisladas. El proyecto fue desarrollado por un equipo liderado por la Dra. en Ciencias Ambientales, Ana Araneda.