Ex ministro Bitar propone agregar a la Universidad de Concepción a la nómina de las universidades estatales

“Para ser franco, nunca he encontrado diferencia entre la Universidad de Concepción y la de Chile que no sea la ley con que fueron creadas”, manifestó ayer el ex ministro de Educación y ex titular de Minería y Obras Públicas, Sergio Bitar, quien en entrevista con Diario Concepción propuso agregar a las universidades de Concepción, Austral y Federico Santa María “a la nómina de universidades estatales”.

Esto, dijo, diferenciando su idea de lo indicado hace un tiempo por la ministra Delpiano sobre “estatizar a la UdeC”, no significaría traspasar al fisco la propiedad de los planteles, sino por el contrario, darles el mismo trato que a las 18 del Estado, pero respetando su estructura. “El sentido de lo público no necesariamente debe ser de propiedad estatal”, aseguró.

Financiamiento

Bitar fue uno de los cuatro ex ministros que se reunieron ayer en la Universidad San Sebastián para analizar la reforma de Educación Superior, análisis que se centró fundamentalmente en temas de financiamiento y autonomía.

Bitar expresó que Chile requiere dar un nuevo impulso a su educación pública, aumentando la matrícula de un 15 al 25%, “porque hoy día no hay un sistema mixto, la educación estatal prácticamente ha desaparecido, con 170 alumnos de un total de 1 millón 200 mil”.

Durante el debate, el más crítico del proyecto de ley fue el ex titular de Educación del gobierno de Sebastián Piñera, Harald Beyer, quien analizó también la distribución de los recursos para los planteles estatales. “Todos los países están viendo cómo equilibrar el gasto público y el gasto privado. La duda es si nos queremos parecer a Alemania, donde todo es gasto público, o a países como Inglaterra, Australia o Canadá en que hay un equilibrio”, interrogó.

Beyer cuestionó además la idea de ampliar la matrícula a las instituciones estatales. Para el actual líder del Centro de Estudios Públicos, CEP, esto no es sostenible cuando universidades como la Chile siguen seleccionando cerca del 30% de sus postulantes “lo que indica que continúa siendo altamente selectiva y se contradice con la intención de ampliar la matrícula en instituciones como esta”.

También el ex ministro de Economía durante el primer período de Bachelet y actual rector de la Universidad San Sebastián Hugo Lavados se refirió a este aspecto, asegurando que, dependiendo de con qué tipo de instituciones se compare, la matricula estatal puede llegar a representar el 30%, “pero eso si se comparan peras con peras”, manifestó.

Para Lavados, más allá de expandir el número de inscritos de estos planteles, lo que se debe privilegiar es la pertinencia de crear nuevas instituciones y programas de estudios en las distintas regiones, lo que manifestó, no ha sido del todo efectivo. Parte de la oferta de la Universidad de O’Higgins y Magallanes, dijo, no cumplirían estos estándares.

Autonomía

Otro de los temas que le inquietan del actual proyecto de ley es el excesivo poder que se le otorga a la Subsecretaría de Educación, para la ex ministra Mariana Aylwin “un organismo que depende del gobierno de turno y que tendría la facultad de fijar matrículas, aranceles y estándares de calidad, indicó”.

Bitar expresó: “soy partidario de la autonomía porque no vamos a permitir que asuma cualquier persona como ministro y pueda cambiar el rumbo a su criterio, eso ya lo vimos en la dictadura, pero también es cierto que se requiere ser firmes en materia de regulación”.

Nota publicada en Diario Concepción el jueves 24 de agosto de 2017. Autora: Tania Merino