El compromiso por una Universidad de futuro

“La nueva Universidad, además de que forme profesionales…, debe ser un centro de variadas informaciones para el público; de extensión universitaria; de investigaciones y experimentaciones científicas y de fomento de la más alta cultura literaria, humanista y filosófica.” (Enrique Molina Garmendia 1871-1964)

Esta cita de nuestro rector vitalicio, da cuenta de su visión de universidad y es una cálida invitación a asumir los lineamientos trazados en su oportunidad.

Hoy, al conjunto de personas que integramos esta Institución nos une, no sólo la historia, sino la vocación, interés y el alto orgullo de pertenecer a una Universidad como la nuestra. La visión de don Enrique Molina y el trabajo abnegado de las generaciones que le sucedieron, han permitido el desarrollo, posicionamiento y prestigio que caracterizan a la UdeC. No obstante, nuestro esfuerzo diario es el que permite cumplir el cometido propio de la Universidad, lo que, naturalmente, presenta requerimientos a la luz de los tiempos actuales:

En primer lugar, es necesario reconocer la labor del docente en la formación de las nuevas generaciones. Entendemos la docencia como la función sustancial y sustantiva de la UdeC. Sin embargo, ésta necesita enmarcarse en lineamientos claros y efectivos. Ello obliga a perfeccionar y difundir el “Modelo Educativo de la UdeC”, de manera que éste sea realmente asimilado y aplicado por la comunidad académica. Así también, las carreras y programas de postgrado en procesos de acreditación necesitan un apoyo decidido, ampliando este esfuerzo a aquellos que aún no inician esta prueba de excelencia.

Por otra parte, la investigación, que ha contribuido significativamente al alto posicionamiento de nuestra Universidad, requiere un especial apoyo. En efecto, se necesita aumentar los recursos asignados para la investigación y la creación artística, equiparando con el medio externo los incentivos que se otorgan. Pensamos que la difusión de los logos en materia de investigación es fundamental para aumentar nuestro posicionamiento, así como es menester promover la utilización y comercialización de las patentes obtenidas.

Finalmente, se espera que las actividades de vinculación con el medio, la extensión y la asistencia técnica contribuyan fuertemente a aumentar el liderazgo de nuestra Institución, ya que tales instancias proyectan nuestra querida Universidad en la comunidad que la vio nacer. En este marco, necesitamos potenciar la internacionalización de la Universidad y crear derechamente la Unidad de Postgrado en Santiago.

Estas ideas constituyen un compromiso de trabajo para una Universidad de futuro, las que se llevarán a cabo con cercanía y transparencia, respetando la identidad, la vocación pública y particularmente la inspiración, claramente humanista, de nuestro rector vitalicio don Enrique Molina Garmendia.

Ricardo Utz
Arquitecto
Candidato a Rector