Docentes de Ciencias Veterinarias fueron reconocidos por impacto de sus investigaciones

Los proyectos “Cepa probiótica RGM 2282 y su uso en la prevención de diarreas causadas por patógenos bacterianos que afectan a lechones en las etapas de amamantamiento, destete y postdestete", liderado por la Dra. Sandra Quilodrán, y “Vacuna Recombinante contra el circovirus porcino potenciada con un inmunomodulador”, que encabeza el Dr. Álvaro Ruiz, ambos académicos de la Facultad de Ciencias Veterinarias, fueron distinguidos con el premio “Ciencia con Impacto”, organizado por la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo.

Los investigadores fueron premiados en la categoría "Protección de Invenciones - Generar una solicitud de patente".

En este contexto la Dra. Quilodrán manifestó que “este premio es una alegría que simboliza el sueño de cualquier científico: impacto afuera del laboratorio, más allá de los tubos de ensayo o de las placas con medio de cultivo. Especialmente, para mí siempre ha sido un deseo que el bien que se piensa y se hace en el laboratorio pueda tener impacto afuera, a la sociedad (…) Este premio, además, marca en mí una esperanza de poder seguir en la misma línea de investigación y la satisfacción de que sea en la Universidad de Concepción”.

Por su parte, el Dr. Ruiz, Director del Departamento de Patología y Medicina Preventiva, calificó como “un gran orgullo que se reconozca la importancia de realizar investigación aplicada. Este tipo de investigación estrecha mucho los lazos de la Universidad con la industria, lo que permite que nuestros estudiantes tengan más accesos a las empresas. Por otro lado, facilita que estas empresas estén dispuestas a apoyar líneas de investigación, ya sea entregando recursos en forma directa o como contraparte de proyectos de investigación financiados por el Estado”.

Finalmente, el Decano de Ciencias Veterinarias, Patricio Rojas, destacó la importancia de este reconocimiento, “dado que permite visibilizar el aporte realizado por los académicos a la investigación aplicada y es a su vez un estímulo para perseverar en su quehacer. Además, permite un acercamiento real entre la academia y el sector industrial, permitiendo a la Facultad y a la Universidad cumplir con uno de sus roles, que es su responsabilidad con aportar soluciones a la sociedad”.

Francisca Olave