Centro de Biotecnología realiza homenaje póstumo a su primer Director

Como Auditorio Dr. Jaime Rodríguez Gutiérrez se conocerá desde hoy al auditorio del Centro de Biotecnología. Con este homenaje póstumo a quien fuera Director del Centro durante sus diez primeros años de existencia, la comunidad de Biotecnología recuerda la impronta de uno de sus fundadores y se proyecta al futuro.

El homenaje se realizó en compañía de la familia del fallecido profesor, amigos, colegas y exalumnos del Dr. Rodríguez; además participaron autoridades universitarias como el Vicerrector Bernabé Rivas y el Rector electo Carlos Saavedra, el Decano de la Facultad de Ciencias Forestales y otros directivos académicos.

Para el Vicerrector Rivas, el homenaje a Jaime Rodríguez, quien además fue académico de la Facultad de Ciencias Forestales, significó “recordar a un gran académico y científico, pero por sobre todo a un gran persona y amigo”. Desde una perspectiva más humana, el Dr. Rivas destacó a una persona “con la cual era fácil conversar, de ideas muy claras y demostraba un gran cariño y amor por la Universidad y por la ciencia. Era una persona afable, amante de de la música y del deporte”, recordó.

Por su parte, el Dr. David Contreras, Director del Centro, manifestó su emoción por el bautizo del auditorio, señalando que “Jaime Rodríguez fue mi profesor guía, tanto de mi tesis de pre como de postgrado; fue un gran amigo”. Contreras destacó además la decisión de nombrar el auditorio en su honor, ya que “fue una persona que dio mucho por el Centro, formó a mucha gente que es parte de esto y para mí ha sido un tremendo orgullo continuar con su trabajo. Fueron los mismos colegas quienes quisieron que su nombre siguiera presente en el Centro, para que las próximas generaciones se pregunten y conozcan quién fue Jaime Rodríguez”, indicó. En opinión de Contreras, la impronta que dejó Rodríguez en el Centro de Biotecnología fue la del “trabajo colaborativo e interdisciplinario entre múltiples facultades para buscar objetivos que van más allá de la ciencia básica y las publicaciones, sino que buscar beneficios para comunidad, buscar cómo la ciencia puede impactar en la calidad de vida de las personas”.

Finalmente, el Dr. Héctor Mansilla, académico de la Facultad de Ciencias Químicas y cercano amigo de Rodríguez, fue el encargado de representar a la familia. “Lo conocí desde sus inicios, desde cuando fue a hacer su doctorado hace más de 30 años en Brasil, forjamos una amistad que perduró para siempre. Puedo catalogar que la carrera de Jaime fue brillante, fue un gran académico y una gran persona, era muy fácil ser amigo de él”, indicó.