Rector encabeza ceremonia académica de aniversario con recuento de los hitos de primer año de gestión

El protocolo de actuación en violencia de género, proyectos de internacionalización del postgrado, desarrollo de un campus virtual y las gestiones para echar a andar el Pacyt fueron algunas de las gestiones destacadas por la máxima autoridad.

En el Teatro Universidad de Concepción se realizó la ceremonia de aniversario, en la que se entrega un reconocimiento a los profesores que recibieron este año su condición de titulares y a los egresados que obtuvieron el “Premio Universidad de Concepción”.

Este año, el tradicional acto estuvo marcado por las celebraciones del centenario. Asistieron, entre otras autoridades, el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, y los alcaldes de las comunas de Chillán y Concepción, donde la UdeC cuenta con campus.

En su discurso, el Rector Carlos Saavedra se detuvo en algunos de los hitos representativos del primer año de su gestión, tales como el Protocolo de actuación en caso de acoso sexual, violencia de género y discriminación; los procesos de transformación digital de actas y otros documentos, las nuevas líneas de financiamiento para investigación asociativas y los proyectos financiados por el Mineduc para avanzar en internacionalización del postgrado e incorporación de competencias digitales en el área de las ciencias básicas.

Asimismo, planteó que durante este primer año “se sentaron las bases de un funcionamiento que desarrollaremos durante los siguientes años, en los cuales tendremos la responsabilidad de conducir a nuestra institución, considerando como focos orientadores (…) la modernización de la gestión institucional, la participación, el diálogo y los acuerdos académicos como procedimientos irrenunciables para alcanzar los objetivos delineados y el avance hacia una política universitaria proba y transparente en todas las estructuras de nuestra casa de estudios”.

Respecto a cómo ha manejado las contingencias versus el trabajo planificado, el Rector señaló que “una institución de la envergadura de la Corporación Universidad de Concepción saber abordar esta dualidad: por un lado los temas emergentes y por otro, la hoja de ruta planificada para estos cuatro años”.

Entre los invitados a la ceremonia estuvo el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, quien recordó la importancia de la UdeC en el concierto nacional e internacional. “La Universidad de Concepción es un excelente ejemplo de una institución que se proyecta internacionalmente desde una región que tiene mucho para mostrar, intelectual y materialmente. Es un ejemplo de cómo se combina esa universalidad con el apego y sentido de pertenencia”.

Docencia y estudiantes reconocidos

Este año, fueron 15 académicos y académicas que recibieron la categoría de profesor titular, entre los que estuvieron los decanos Soraya Gutiérrez, de la Facultad de Ciencias Biológicas y Oscar Nail, de Educación. A ellos se sumaron los 55 estudiantes reconocidos con el Premio Universidad de Concepción por su mérito académico.

Helia Bello, académica del Departamento de Microbiología, fue una de las docentes destacadas. Para ella, este es el fruto de toda una vida en la Universidad, primero como estudiante de Bioquímica y hoy como directora de dicho departamento. Su área de investigación es la resistencia bacteriana a los antibióticos, un tema de preocupación mundial.

“Lo más gratificante para mi ha sido contribuir en la formación de muchos estudiantes. Por ello agradezco a la Universidad y también por haberme permitido desarrollar mi carrera y mi faceta familiar”, dijo, emocionada.

Entre los estudiantes también se notaba la emoción. Sofia Petit-Breuilh, titulada de Obstetricia y Puericultura, aseguró que desde siempre fue “una meta obtener el premio Universidad, como regalo para mis padres por apoyarme en estudiar esta carrera y por acompañarme hasta hoy. Siempre fui sistemática para estudiar, no dejaba las cosas para ultimo momento, aunque trataba también de hacer todo, salir con amigos, ir al gimnasio; todo a su momento para poder tener tiempo”.

El acto finalizó con la presentación de una versión diferente del himno de la Universidad. Se trató del rescate de una partitura del autor Próspero Bisquertt, que fue una de las primeras versiones oficiales del himno, antes de ser reemplazada por la de Wilfried Junge, que es la que se interpreta hasta nuestros días.