Investigador UdeC participa en estudios sobre tabletas de micromotores para liberación de fármacos

A pesar de encontrarse en una fase temprana de desarrollo, las píldoras o tabletas con micromotores se visualizan como una atractiva plataforma para la liberación activa de fármacos a nivel gástrico.

Así lo muestran los estudios en el uso biomédico de esta tecnología que se llevan a cabo en el Laboratorio de Nanobioelectrónica de la Universidad de California, San Diego, del que forma parte el académico de Farmacia, Rodolfo Mundaca.

El docente se encuentra realizando su doctorado bajo la dirección del Dr. Joseph Wang, líder de los investigadores que recientemente publicaron nuevos resultados de estudios en el área, esta vez en ACS Nano (www.acsnano.org) de la Asociación Americana de Química.

Un micromotor –explicó Mundaca– es un dispositivo de microescala (puede ir de dos a 30 milésimas de milímetro) capaz de convertir energía en movimiento. Estos dispositivos son transportados en una píldora y pueden ser cargados con compuestos de interés biomédico para hacerlos llegar al estómago, donde el ácido gástrico actúa como combustible.

“Cuando el motor está en contacto con los jugos gástricos, ocurre una reacción química que produce hidrógeno gaseoso, cuyas burbujas permiten el movimiento del micromotor”, señaló el investigador.

En el estudio se usaron micromotores de magnesio distribuidos en una matriz –píldora– compuesta por diversos excipientes inactivos, que fueron probados in vitro e in vivo.

De acuerdo a los estudios, estos micromotores presentan una autopropulsión efectiva en fluidos biológicos, alta capacidad de ser cargados con drogas o medicamentos; son un buen vehículo para el trasporte de moléculas y ofrecen mejores capacidades de retención en los tejidos. Además, de asegurar la entrega del cargo (de medicamento o droga en el estómago), son totalmente biocompatibles.

Mundaca comentó que el equipo del que es parte lleva tiempo investigando y desarrollando nano y micromotores con aplicaciones biomédicas y que este estudio conecta por primera vez este campo emergente con la industria farmacéutica.

“En este trabajo hemos integrado los micromotores a tabletas, una de las formas farmacéuticas más usadas actualmente. Aquí podemos controlar cuántos motores tiene cada tableta, y por ende, cuánta droga o principio activo tendría la tableta. Luego, un paciente podría fácilmente seguir un tratamiento en base a micromotores”, afirmó el experto.

Sin embargo –advirtió Mundaca– el concepto de ‘micromotors pills’ aún está en una primera etapa y por ello se requieren más estudios para evaluar el desempeño, eficacia y seguridad de esta nueva plataforma en situaciones reales y con principios activos. “Aun así, vemos en esta plataforma un sistema robusto de liberación gástrica de una manera más localizada”, sostuvo.

Publicación en https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acsnano.8b03760.