Cineasta Orlando Lübbert presentó "Cirqo"

La historia de dos prisioneros -interpretados por los actores Roberto Farías e Iván Álvarez de Araya- que, tras escapar de agentes del estado durante la dictadura, terminan formando parte de un tradicional circo chileno, es la trama principal de la última película del reconocido director Orlando Lübbert, presentada en la UdeC en el marco de la Escuela de Verano "Albor Centenario".

La función incluyó una posterior conversación con el cineasta, académico de la Universidad de Chile y realizador de cintas como "La Colonia" y "Taxi para tres".

Lübbert explicó que Cirqo, ambientada en el Chile de la década de 1980, aborda, tal como la cultura chilena y el mundo circense, las facetas de la risa y el dolor. En esta linea, afirmó que "he trabajado mucho el tema de lo que fue el miedo durante la dictadura y una de las cosas mas importantes es el carácter resiliente de los chilenos. (Cirqo) trata de contar una historia en términos dramáticos con una visualidad potente, están los paisajes físicos y humanos de los chilenos y ciertas maneras y estereotipos de los chilenos, y tiene mucho humor. La película llora y respira una y otra vez".

El director expresó su satisfacción con la posibilidad de presentar su película en una universidad de regiones ante "el publico natural del cine chileno, la universidad es realmente el lugar" y resaltó también la importancia de las funciones efectuadas a lo largo del país en el marco de una red de cine clubes escolares. Al respecto, manifestó que "el aprendizaje es impresionante, aprende más uno que ellos mismos que ven la película. Es muy interesante la óptica de ellos para ver una historia que tiene que ver con ellos aunque no lo hayan vivido directamente, porque es un pedazo de nuestra historia".

Con respecto a la actual situación del cine chileno, cuyos premios internacionales y exitosas criticas no consiguen verse reflejadas en la cifras de audiencia, Lübbert señaló que "el modelo de distribución que tenemos en Chile a través de las salas comerciales está muy deprimido, tienen que ser películas que tengan un gran impacto, tienes que traerlas con mucha publicidad para realmente aguanten más de una semana (...) Hay un problema, se decía con mucha liviandad del ‘gran momento del cine chileno’ y el momento no es grande ni es nada, es deprimente. Hay un tema jodido que tiene que ver no sólo con que haya Netflix y el publico se esté yendo a otros lados o que el cine es caro, hay varias cosas que confluyen para que el cine chileno tenga problemas de distribución".

Rodrigo Piracés, Director de Extensión UdeC, valoró la posibilidad de ver la película como parte de la Escuela de Verano, para luego conocer de primera fuente "los móviles de aquello que uno está viendo". Uno siempre que sale del cine comenta, pero es distinto tener la oportunidad de comentarla con el director", agregó.