Escultor Federico Assler participó en un diálogo público en la Pinacoteca

Un encuentro con académicos y estudiantes, además del público que visita la Pinacoteca, sostuvo el escultor Federico Assler, en el marco de la Escuela de Verano y de la visita que realiza a la UdeC en su calidad de jurado del Concurso Nacional de Escultura Universidad de Concepción 100 años.

En la charla/diálogo, el Premio Nacional de Arte (2009) compartió dos videos que dan cuenta de sus últimas exposiciones, ambas de carácter retrospectivo, presentadas el año pasado.

La primera, se llevó a cabo en Santiago, con el nombre “Taller Roca Negra” -el mismo de su lugar de trabajo y museo situado en el Cajón del Maipo- para llegar luego a Valparaíso, bajo el título “Federico Assler” y por las que fue premiado por el Círculo de Críticos de Artes de Chile.

En la oportunidad, entregó detalles del montaje de las muestras que concentraron pinturas (que datan de antes de los 60, cuando inició su trayectoria como escultor), volúmenes en hormigón de pequeño y gran formato, incluidos sus moldes (realizados en aislapol), maquetas, estructuras y bocetos, entre otros.

El artista contó cómo fue descubriendo y aprendiendo a trabajar el hormigón (el material de su obra), la forma en que aplica el color y cómo realiza los moldes de plumavit -que también son esculturas por sí solos-, a la vez que puso de relieve el lugar que tiene el dibujo en su proceso creativo. “No solo me manifiesto en 3D, sino también en el dibujo; siempre dibujo mucho porque para mí es fundamental para el registro del trabajo”, expresó.

Los asistentes también pudieron interiorizarse del proceso de creación de una obra, de principio a fin -partiendo por los dibujos, pasando por el desarrollo de los moldes y el vaciado con hormigón armado líquido, hasta su instalación- con un video que registra el desarrollo de la escultura “Hito geográfico Centro de Chile”, que se encuentra frente a Coronel desde 2015.

También reflexionó sobre su interés por la presencia de la escultura en la ciudad, asegurando que “siempre he querido que la roca llegue al espacio público”, y los problemas de su valoración. Esto, a su juicio, se debe a que no se cultiva la motivación por esta manifestación artística ni por el arte, en general. “Creo que se necesita darle más interés en la educación a la cosa artística-creativa, ya sea poética, musical, visual. En este país se la da poca importancia al arte”, afirmó.