Investigadores de la Universidad de Toyo visitaron la Facultad de Medicina Veterinaria

Una visita de dos días a la Facultad de Medicina Veterinaria realizaron investigadores de la universidad japonesa de Toyo para reunirse con el académico José Celis y el estudiante de doctorado, Winfred Espejo, con quienes llevan a cabo estudios conjuntos sobre contaminantes persistentes (metales pesados) y fauna silvestre.

Este trabajo es parte de un convenio entre la Facultad y la institución nipona, que nació al amparo de un proyecto del Instituto Antártico Chileno (RG09-14) a cargo del Dr. Celis y a través del cual se han apoyado estudios de Espejo sobre la biomagnificación de metales pesados en ambientes fríos y prístinos, como la Antártica.

La delegación fue encabezada por el Director del Centro de Ciencias de la Vida y el Medioambiente, Dr. Shosaku Kashiwada, e integrada por los investigadores Hiromi Higashibata y Mikihisa Umehara, además del estudiante Daiki Kitamura.

En su programa de trabajo, los investigadores impartieron el seminario "Estresores ambientales y biota", en el que presentaron estudios de nanotoxicología en medaka (un pequeño pez de agua dulce) y participaron en reuniones con directivos de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, Relaciones Internacionales y el Centro de Biotecnología.

El Dr. Kashiwada -quien ha centrado sus estudios en la detección temprana de nanotoxicología en animales, sus impactos en enfermedades y desarrollo de fármacos para su tratamiento- contó que el objetivo de la visita es consolidar el convenio que establecieron el año pasado con la UdeC.

“Queremos fortalecer la cooperación para presentar futuras investigaciones, en conjunto, en la Patagonia y la zona antártica para estudiar elementos que están en esos ambientes prístinos y que pudieran afectar a la salud animal y humana”, dijo.

Kashiwada comentó que en sus investigaciones ha establecido vínculos en diversas partes del mundo, como Noruega (lo que le permite realizar estudios en el Artico) y que, ahora con la UdeC, podrá llegar a la Antártica. “Este es el primer contacto con gente que trabaja en la Antártica”, afirmó el investigador.

El grupo de investigación que componen el Dr. Celis y Espejo, junto al Decano de Ciencias Ambientales, Dr. Ricardo Barra, tiene una vasta trayectoria de estudios en la Antártica, con particular acento en colonias de pingüinos. “Somos el grupo que más estudios hemos realizado en metales pasados y fauna antártica”, señaló Celis.

El académico destacó la relevancia de esta colaboración, considerando la experiencia del equipo de investigación de Toyo y la infraestructura de punta de la que disponen para realizar análisis.

Celis informó que como parte del convenio se han podido enviar muestras a los laboratorios de la universidad nipona “que han permitido detectar niveles de algunos metales que no se habían reportado en la literatura por estar por debajo de los límites de detección con los equipos convencionales”.

“Esto abre grandes posibilidades para explicar el fenómeno de la transferencia de muchos contaminantes a lugares remotos desde zonas industrializadas”, señaló.

Como parte del convenio, en noviembre, el médico veterinario Winfred Espejo iniciará una estadía de cuatro meses en la Universidad de Yoto, donde revisará muestras de su investigación doctoral y se capacitará en las técnicas que se usan en el laboratorio del Dr. Kashiwada.