Presidente de Conicyt expuso en seminarios Hubert Mennickent

A casi dos décadas de su hallazgo, la expansión acelerada del Universo -a juicio del Premio Nacional de Ciencias Exactas y Presidente de Conicyt, Dr. Mario Hamuy- continúa siendo uno de los temas de debate más relevantes para la comunidad astrofísica mundial.

“Si bien el descubrimiento ocurrió en 1998, su origen sigue siendo de una causa bastante desconocida”, dijo el investigador del Instituto Milenio de Astrofísica en la conferencia La aceleración del Universo a la luz de las supernovas, que ofreció ayer en una nueva sesión de los seminarios Hubert Mennickent, sobre matemática y sus aplicaciones, impulsados por el Centro de Investigación en Ingeniería Matemática (CI2MA).

“Este es un tema muy cercano a mi corazón, a mi vida personal, porque dediqué muchos años a las supernovas, que participaron de manera importante en el descubrimiento de 1998”, señaló en el inicio de su exposición en la que revisó las teorías que explicaban el Universo a comienzos del siglo pasado y los intentos por dilucidar si el mundo conocido en esos años estaba en proceso de expansión o contracción.

Así repasó los aportes de Albert Einstein, de los primeros investigadores que propusieron la teoría de la expansión, Alexander Friedman y Georges Lamaitre; Edwin Hubble, Vesto Slipher (a quien se atribuye las primeras mediciones de la velocidad radial de una galaxia), entre otros, hasta llegar a los estudios con supernovas lejanas que, de forma paralela, encabezaron Brian Smith y Saul Perlmutter, a comienzos de los 90 y que concluyeron con el descubrimiento por el que recibieron el Premio Nobel de Física en 2011.
El académico, señaló que en 1998 se supo, además, que el 70% del Universo está conformado por materia oscura, un 26% de materia oscura y que “sólo el 4% está en la forma conocida, los átomos. El 96% está por descubrirse”.

De acuerdo al Dr. Hamuy, serán los jóvenes astrónomos quienes, con los nuevos telescopios (que se proyecta instalar en el país), “van a revolucionar nuestra mirada del universo cuando logren averiguar el origen de estos dos componentes (la energía y materia oscuras)”.

Carta abierta

Antes de su conferencia, un grupo de investigadores le entregaron al Dr. Hamuy -en su calidad de Presidente de Conicyt- una carta abierta, que describe la situación que viven los jóvenes científicos locales como consecuencia de la crisis que atraviesa la institución, incluyendo propuestas de solución.

Hamuy, señaló la necesidad de aunar voluntades frente a la crisis, afirmó “que todo lo que sea crítica constructiva es bienvenida” y se comprometió a agendar una reunión con el grupo, hacia mayo. El investigador dijo que su idea es sostener encuentros con diversas agrupaciones “para ir levantando un diagnóstico y de allí levantar propuestas de trabajo”.