Fondequip adjudicado por académica de Educación permitiría analizar con ingenieros aprendizaje neurocognitivo

Colaborar con información relevante en la formación de profesores y motivar producción científica de alto nivel en contextos reales con interacciones sociales comunes, como la sala de clases, son los objetivos que busca el proyecto Fondequip (Conicyt), adjudicado por la profesora Mabel Urrutia de la Facultad de Educación, con la colaboración de los académicos Pamela Guevara y Esteban Pino de la Facultad de Ingeniería, entre otros.

El nombre del proyecto es “Adquisición de un equipo de electrofisiología portátil con sistema wireless para el estudio de metodologías didácticas innovadora y su influencia en el aprendizaje a nivel neurocognitivo”, instrumento que solo existía en una universidad en Santiago y que ahora estará en la Universidad de Concepción, además será compartido con la Universidad de O´Higgins durante un par de meses.

Pamela Guevara, docente de Ingeniería Civil Biomédica, destacó y aplaudió esta adjudicación, pues permite desarrollar investigación en neurociencia, principalmente, en la Universidad de Concepción, donde existen distintas capacidades en varias facultades. De esta manera, este proyecto también cuenta con el apoyo de las facultades de Humanidades y Arte y Ciencias Sociales. “Se efectuarán estudios de la actividad cerebral, con el apoyo de nosotros, de ingeniería que ayudará en el análisis de los datos y la idea es formar estudiantes y un grupo de investigación que se pueda aplicar en distintas áreas”, puntualizó.

Con respecto a la vinculación con ingeniería, Mabel Urrutia comentó que conocía de hace un tiempo a Esteban Pino y Pamela Guevara. “Postulamos a un Fondap sobre neurociencia en el área de envejecimiento, que si bien no ganamos al menos iniciamos los primeros contactos”, recordó la especialista en educación, quien además destacó que la formación y la forma de trabajo de ambos ingenieros era similar a la de ella, por lo que no dudó en volver a intentarlo en otra colaboración. “A los tres nos interesa la neurociencia y en el caso del Fondequip, es muy útil la cooperación, sobretodo en análisis tan específicos como los de la señal electrofisiológica”, explicó la académica.

El proyecto -de un monto de $226.778.589- tiene 18 meses de plazo para ser ejecutado, tiempo que comenzará a correr cuando llegue el equipo (marzo 2019). Después de ese calendario, se continuará trabajando en equipo con temas derivados de este proyecto y nuevos temas de investigación gracias al potencial de este recurso neurocientífico, que tiene características únicas, puesto que permitirá adquirir señales de electroencefalograma, establecer el grado de coherencia de la actividad cerebral en forma simultánea hasta en cuatro personas, conectadas por medio de Wireless a través de las bandas de frecuencia. “Otros equipos, que también son muy buenos, necesitan una aislación, una pieza especial, y este posee electrodos activos y un sistema wireless, lo que permite su aplicación en salas de clases”, precisó la Dra. Urrutia.

¿Qué se busca al estudiar el cerebro?

La líder de esta iniciativa comentó que la idea de postular a este Fondequip parte desde la necesidad pedagógica de analizar las metodologías que se imparten en la formación docente.

“Comparar y analizar, por ejemplo, las metodología didáctica innovadora con respecto a metodologías tradicionales, y qué pasa a nivel de sincronía entre los participantes. La hipótesis está planteada desde el punto de vista de cómo una metodología interactiva va a provocar mayor sincronía entre sujetos, y también cómo las estrategias participativas pueden desarrollar procesos cognitivos más complejos, en relación con la motivación, la atención, autorregulación y resolución de problemas”.

El proyecto contempla la participación de un grupo determinado de docentes de la Facultad de Educación y también de alumnos del liceo San Ignacio en San Pedro. Además, con la colaboración de la Facultad de Humanidades y Arte se realizarán focus groups a docentes del diploma de Neurociencia aplicada al aula, que se imparte hace cuatro años en Educación. La idea consiste en que mediante hyperscanning se evalúe la conectividad neuronal de los profesores asociada a las distintas fases del ciclo didáctico de sus clases “porque a veces los docentes no tienen una conciencia de la estrategia que utilizan, por ejemplo, la organización de una estrategia cooperativa, y la idea es también ver a nivel neural cómo ocurre esto y la dinámica cerebral asociada a este proceso”, explicó la profesora Urrutia, quien es Doctora en Psicología en el área de Neurociencia Cognitiva y se ha especializado en electrofisiología.

Por su parte, en la Facultad de Ciencias Sociales se efectuará un estudio en el área del Mindfullness, donde también se establecen grados de sincronía en el área terapéutica de meditación. Se puede hacer una medición sobre los cambios provocados a nivel neural en la práctica de mindfullness en meditadores novatos, en comparación con meditadores expertos con especial énfasis en los procesos de atención y procesamiento emocional que beneficia esta técnica, “que ha sido probada científicamente, no es nada alternativo, entonces eso nos permitiría también avanzar y validar”, puntualizó.

Twitter icon
Facebook icon
Instagram icon