Cetma distinguió a cinco pequeñas y medianas empresas manufactureras de la Región

Cerrando su primer ciclo de desarrollo, el Centro de Extensionismo Tecnológico en Manufactura (Cetma) de la UdeC reconoció a cinco pequeñas y medianas empresas de manufactura de la región, cuyos avances representan el fruto del trabajo en asesorías y asistencia técnica realizado por la unidad desde su puesta en marcha en diciembre de 2015.

Luis Faúndez, de Varadero El Blanco (Lota); Matilde Codina, de Orquídeas Bío Bío (Coronel), Pablo Barriga, del aserradero que lleva su nombre (Santa Juana); Arturo Bustos, de la Asociación de Maestros Carpinteros de Lebu; y Rodrigo Pastén, de Parquet Estrada (Concepción), recibieron sus distinciones en un encuentro denominado Arte, Jazz & Manufactura en el que participaron directivos universitarios, directores de centros de desarrollo y representantes de otras pymes.

En su saludo a los asistentes, el anfitrión, Rodrigo Piracés, Director de Extensión y Pinacoteca –lugar en que se realizó el encuentro-, destacó a Cetma como un factor importante de la vinculación de la casa de estudios con la comunidad, así como de la función universitaria de aportar al progreso de la sociedad.

Este aspecto fue reforzado por el Director de Investigación y Desarrollo de la UdeC, Claudio Maggi, para quien el trabajo de Cetma se inserta en “los objetivos institucionales de lograr impacto económico y social por medio de la transferencia de tecnologías” no sólo en la gran empresa, sino que en la pequeña y mediana, que es mayoritaria en la región.

En ese sentido, expresó que el centro tiene un componente “de claro contenido territorial que conversa muy bien con nuestra visión en las regiones de Bío Bío y Ñuble, regiones vecinas como el Maule y otras en las que estamos presentes como Aysén (con Ciep y Copas Sur Austral) porque es una transferencia que tiene impacto social y económico. Estamos hablando de empleo local, de sostenibilidad de comunidades locales, de recuperación y valorización del patrimonio inmaterial, como es el caso de carpinteros de ribera”.

Haciendo un resumen de esta primera etapa, el Director Ejecutivo de Cetma, José Antonio Carrasco, afirmó que ha sido un periodo de progreso compartido, “donde hemos pymes nos han enseñado mucho; hemos aprendido que la ingeniería es súper importante, pero que las ciencias sociales y las humanidades también son necesarias para generar una visión sistémica de cómo una universidad puede ayudar a desarrollar el territorio”.

En estos tres años, Cetma ha diagnosticado a 321 empresas de Maule, Ñuble y Bío Bío y ha efectuado 231 asistencias técnicas en eficiencia energética, tecnologías, diseño y fabricación entre otro.

Para el próximo período, los desafíos son impulsar un proceso de modernización del Centro y lograr una proyección “a una escala más profunda” dentro del territorio, adelantó Carrasco.

“En tres años, las demandas de cobertura eran altísimas en términos de empresas a visitar, ya tenemos unas 300 empresas diagnosticadas y estos nos permite saber un poco mejor cómo funciona el territorio y entonces podemos priorizar algunos sectores y, sobre todo, conectar y encadenar sectores que no están conectados naturalmente; promover oportunidades de nuevos negocios a partir de la asociatividad; tomar un rol más relevante como articulador del sistema”, dijo.

Para Matilde Codina, de Orquídeas Bío Bío, Cetma ha sido un gran apoyo para determinar bien la temperatura y humedad el invernadero en el que ha logrado producir orquídeas por cinco temporadas. “Antes lo hacíamos un poco a ciegas y ahora tenemos una evaluación y en la medida en que sabemos bien lo que está pasando podemos hacer una mejor selección de variedades o ver qué nuevas variedad de especies podemos producir”, indicó.

Cetma nació a partir de un convenio suscrito con Corfo en el contexto de los compromisos de la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento 2014-2018 del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, con el propósito de contribuir a aumentar la productividad y competitividad de las pymes de Maule, Ñuble y Bío Bío, con énfasis en el ámbito agroalimentario y transformación de la madera.

Twitter icon
Facebook icon
Instagram icon