Facultad de Farmacia inauguró equipo de Fluorescencia de Rayos X único en Sudamérica

Un equipo de Fluorescencia de Rayos X, único en Sudamérica y el tercero en su tipo a nivel mundial, adquirió la Facultad de Farmacia a través de un proyecto aprobado en la quinta convocatoria del Fondo de Equipamiento Científico y Tecnológico de Conicyt (Fondequip), que involucra, además, a las universidades del Bío Bío, Católica de la Santísima Concepción y de La Frontera.

El nuevo instrumento, que da vida al Laboratorio de Fluoresencia de Rayos X del Departamento de Análisis Instrumental, fue inaugurado junto a académicos y estudiantes en una ceremonia encabezada por el Decano de Farmacia, Dr. Ricardo Godoy, quien subrayó los aspectos colaborativos de esta iniciativa.

“Este es un gran aporte no solo para la Facultad y para el Departamento, sino que a nivel institucional. Los Fondequip son proyectos de aporte institucional y en este caso trasciende las fronteras de la Universidad, porque su aplicación va a llegar a otras universidades de la región y del país. Estamos muy contentos de que nuestros académicos se hayan adjudicado esta iniciativa con el apoyo de Conicyt y la Facultad”, manifestó el Decano.

El proyecto viene a concretar el anhelo del Departamento de Análisis Instrumental “de aumentar las capacidades para el desarrollo de métodos amigables con el medio ambiente, que requieren poco o nulo tratamiento de muestras”, señaló la Directora de la unidad académica, Claudia Mardones.

La académica contó que el equipo permite el desarrollo innovador de la química analítica multi-elemento, aplicada a las áreas de alimentos, medioambiente, agroindustria, salud y recursos naturales, entre otros; aportando a la investigación aplicada, así como a la docencia de pre y postgrado.

Asimismo, informó que a nivel de postgrado ya se están realizando investigaciones en los ámbitos de inocuidad de los vinos y en estudios de contaminación de suelos. “Estamos contentos y comprometidos en desarrollar y reforzar un área del conocimiento que anhelamos volver a impulsar con mayor énfasis en nuestro Departamento, como es la analítica de compuestos inorgánicos”, afirmó.

El responsable del proyecto, Yamir Neira, llamó la atención sobre las capacidades del nuevo equipo, que -indicó- consta de 10 bandejas, cada una con la posibilidad de procesar nueve muestras, con análisis de varios elementos (metales) a la vez.

“Estamos hablando de 4 mil 500 análisis en el lapso de dos a cuatro horas…es un potencial muy grande”, expresó, al tiempo que resaltó que junto con reforzar la docencia y la investigación, el trabajo abre nuevas oportunidades para estrechar los contactos con el sector productivo.

Es el caso del rubro vitivinícola, particularmente en el valle del Itata en la Región, donde el interés es realizar el control de metales tóxicos. “La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, EPA, ha considerado cuatro elementos (a monitorear en la producción de vinos): el plomo, el cadmio, el mercurio y el arsénico”, indicó

De hecho, comentó que en California efectúan estos controles con el mismo equipo disponible ahora en la UdeC, que en estudios de suelo ofrece la ventaja de realizar análisis directos, sin tratamientos previos de las muestras.

El equipo también destaca por contar con límites de detección muy bajos, asegurando la certeza de los análisis. “Estamos hablando de niveles de detección de una parte por billón”, aseveró el académico.

Además de la UdeC y Fondequip, el proyecto tuvo apoyo financiero de Sax Soluciones y Viña de Neira, y en él también participan la Asociación de Enólogos y Profesionales del Vino del Valle del Itata, Viña Errázuriz Domínguez y la Estación Inia Quilamapu.

Twitter icon
Facebook icon
Instagram icon