UdeC y Club Hípico renovaron colaboración en el área de medicina equina

Reconociendo los exitosos resultados del trabajo conjunto en el ámbito de la medicina equina, la Universidad de Concepción y el Club Hípico renovaron nuevamente el acuerdo de colaboración que los une desde 2004 y que ya había sido ampliado en 2007 y 2014.

De este modo, la UdeC seguirá entregando atención profesional en el control de los fina sangre que compiten en el Club y accediendo a las instalaciones que operan como campo clínico de la Facultad de Ciencias Veterinarias al interior del recinto.

Al confirmar la colaboración, el Vicerrector Bernabé Rivas expresó que ambas instituciones están conformes con el desarrollo que ha tenido el convenio, “que es un aporte profesional para el Club, pero también para nuestros estudiantes y nuestros académicos, al contar con un campo clínico para los veterinarios (…) son actividades muy importantes que se realizan de manera conjunta”.

Junto con agradecer la confianza depositada en los directivos y académicos de Medicina Veterinaria, el Dr. Rivas recordó que la UdeC y el Club tienen una relación de larga data “que se ha mantenido, siempre basados en la cooperación y también en la responsabilidad con que ambos realizamos nuestras tareas”.

A través de esta colaboración, la UdeC se encarga de realizar los controles de los caballos antes de las carreras, de monitorearlos durante las competencias y hacer los test antidoping posteriores, además de prestar atención a los animales en caso de accidentes, entre otras labores de las que son partícipes académicos y estudiantes.

“Es una actividad de beneficio mutuo, porque la UdeC puede integrar a sus alumnos y docentes, y nosotros ganamos en prestigio porque la UdeC es institución reconocida a nivel regional y nacional en la carrera de Medicina Veterinaria. Para nosotros es un orgullo que pueda chequear a nuestros fina sangre”, señaló la presidenta del Club, Verónica Ríos.

La ejecutiva reconoció que la ventaja principal para ellos es el sello de transparencia que da la casa de estudios a la actividad.

“Antiguamente, el Club administraba su clínica veterinaria y más de alguien podía decir que las carreras estaban arregladas (…) es más transparente que la administre un tercero, que es la UdeC que tiene acceso a hacer un chequeo previo, o hacer que un caballo salga durante una carrera si consideran que no está en condiciones y hacer después las muestras que van al doping”, explicó.

El Decano de Ciencias Veterinarias, Patricio Rojas, manifestó la relevancia de este acuerdo para la Facultad, desde la perspectiva de sus acciones de docencia, investigación y vinculación con el medio.

“En docencia, los estudiantes tienen un campo clínico, reforzado por un pabellón quirúrgico que va permitir hacer cirugía in situ (antes había que trasladar los animales a Chillán), donde podremos hacer intervenciones de alta complejidad. En investigación trabajamos en materias asociadas a las necesidades de la actividad hípica; por ejemplo, trabajar tal vez con células madres en algunas patologías que presentan los animales y en la vinculación está la relación con una institución tradicional de la ciudad”, dijo.

El académico adelantó que en esta nueva fase de la colaboración se concretará un plan de mejoras de la residencia que acoge, al interior del club, a estudiantes de los campus Concepción y Chillán que realizan las actividades prácticas de su formación en el recinto.