Rector Lavanchy expuso sus observaciones al proyecto de Reforma ante la Comisión de Educación y Cultura del Senado

La presentación fue parte de la ronda de exposiciones a las que convocó la Comisión de Educación y Cultura del Senado, para escuchar la opinión de todas las instituciones y organismos que deseen entregar sus puntos de vista sobre el proyecto de ley de Reforma a la Educación Superior, que ya se encuentra en segundo trámite legislativo.

En su exposición, el Rector reafirmó los puntos que preocupan a esta institución, los cuales son compartidos por la Red de Universidades Públicas no Estatales G9, de la cual forma parte. Entre los temas planteados por el Rector Lavanchy destacó la petición de que exista un reconocimiento al rol público e histórico y al compromiso que ejercen las universidades públicas no estatales en el sistema educacional chileno, como lo es la Universidad de Concepción.

“Este compromiso y los valores que éste conlleva, trascienden las definiciones formales y la naturaleza jurídica de una institución. Sin duda éste deberá ser un aspecto fundamental en la discusión que habrá que tener en cuenta a la hora de adoptar acuerdos e instrumentos de apoyo por parte del Estado, a las instituciones que conforman el Sistema de Educación Superior”, sentenció.

Otro punto planteado en la exposición, fue la necesidad que el Fondo Basal por Desempeño -financiamiento entregado a las universidades públicas no estatales del Cruch- “sea incorporado en este proyecto de ley, tal como se hace con el Convenio Marco para las universidades estatales”, sin quedar supeditado cada año de lo que se acuerde en la ley de presupuesto, indicó el Rector.

En cuanto al Sistema Común de Acceso, la máxima autoridad de la UdeC indicó que éste no debería quedar en manos de la futura Subsecretaría de Educación Superior, si no más bien de un organismo autónomo estatal, debido a que “existe un amplio consenso en las universidades que componen el Cruch, de la inconveniencia que este proceso quede radicado, administrado y subordinado a una autoridad política, como sería la futura Subsecretaría”. Con esto se evitaría una sobreregulación que limite el desarrollo de las políticas que adopta cada universidad, sin coartar su libertad de creación.

Puntos que afectan a la UdeC

Principal énfasis tuvo el Rector con una situación particular que afecta a tres universidades del Consejo de Rectores y la Red G9: las universidades Federico Santa María, Austral y de Concepción. Instituciones que se verían en la obligación de cambiar sus estatutos, de acuerdo a lo que hoy plantea el párrafo 7 del Título III del proyecto de ley.

Dicho párrafo propone regulaciones para las instituciones de educación superior organizadas como personas jurídicas de derecho privado sin fines de lucro, como por ejemplo, que los socios de una corporación no puedan ejercer labores de docencia. En el caso de la UdeC, la mitad de sus socios son docentes de la Universidad, lo cual generaría un problema con la nueva legislación.

Por esto insistió en que tanto la Universidad de Concepción, como la Federico Santa María y la Austral no deberían ser tratadas de igual forma que las casas de estudio creadas después de 1981. “Estas disposiciones son altamente lesivas para estas universidades y les obligaría a cambiar su institucionalidad y forma de gobierno. No obstante, estas universidades ya tienen mecanismos de control y democracia interna y, sin lugar a dudas, no tienen fines de lucro y sus socios y directores no perciben remuneración alguna”, indicó.

Otro tema en el que fue enfático el Rector Lavanchy, fue en el fortalecimiento de las universidades regionales del Consejo de Rectores, que incluye a instituciones estatales y públicas no estatales. A su juicio, el proyecto presenta una debilidad en esta materia porque “no ofrece un camino ni fórmula alguna para que el Estado se haga cargo en forma efectiva de esta realidad, que debe ser asumida como un compromiso con el desarrollo armónico de todas las regiones de nuestro país”.