Expedición del IMO efectuó mediciones a 5 mil metros de profundidad en la fosa marina frente a Chile

El proyecto denominado “First steps for uncovering the unknown of the Deep Ocean in the Eastern South Pacific: linking habitats features and biological communities” se adjudicó el concurso Conicyt “Tiempo de navegación del Buque Oceanográfico AGS-61 Cabo de Hornos 2016”. Este proyecto es liderado por el Director Alterno del Instituto Milenio de Oceanografía (IMO), Rubén Escribano, y cuenta con la participación de los Investigadores Pamela Hidalgo, Marcela Cornejo, Samuel Hormázabal y Ramiro Riquelme.

Con el objetivo de conocer las comunidades planctónicas que existen en el ambiente oceánico y profundo, y cómo estas comunidades se pueden sustentar a través de la producción primaria desde las capas superficiales del océano, el IMO desarrolló la llamada expedición Mopex (Expedición Oceánica de Mesoescala del Plancton).

La expedición se desarrolló entre los días 21 y 30 de septiembre. El Buque Oceanográfico Cabo de Hornos navegó en la zona que une Valparaíso y Caldera, específicamente sobre la denominada Fosa de Atacama, a unos 100 km de la costa chilena. En esta ocasión, se obtuvieron muestras de plancton que nunca antes se habían alcanzado en Chile.

El Dr. Escribano destacó la importancia de este hito. “Por primera vez en Chile se pudieron hacer mediciones y obtener muestras a profundidades mayores a 5 mil metros en una zona inexplorada del Océano Pacífico, que corresponde a la fosa submarina frente a las costas entre Caldera y Valparaíso. A estas profundidades el ambiente es muy estable, frío y de presiones muy altas, pero que aún permiten la existencia de una gran variedad de organismos, incluyendo plancton, peces, moluscos y crustáceos”, explicó el académico.

Por su parte, Pamela Hidalgo, investigadora adjunta del IMO y jefa de la investigación del crucero Mopex, sostuvo que “esperábamos encontrar algunas formas de vidas distintas y determinar cómo es el ambiente físico-químico que las circundan. También, esperamos encontrar especies que no han sido reportadas para nuestra zona. Incrementar el inventario de biodiversidad del Pacífico Sur Oriental sería ya un gran logro”, señala

La región del Pacífico frente a Chile es reconocida a nivel mundial por su importante rol en la regulación del clima del océano y del planeta. Los resultados de esta investigación serán de impacto internacional, debido a que estas mediciones y observaciones son inéditas para la comunidad científica en general.

Cabe destacar que las muestras de redes para obtener organismos zooplanctónicos fueron lanzadas a 3 mil metros de profundidad. En tanto, la roseta alcanzó los 5 mil metros de profundidad, lo que permite el análisis de comunidades microbianas y la química del agua.

El actual desafío constituye en analizar todas las muestras que se obtuvieron a partir de MOPEX, lo que podría llegar a un año de trabajo. “Estimo que tenemos material de trabajo para un año. Es un análisis que incluso podría alcanzar para algunas tesis de magíster y doctorado”, afirmó Pamela Hidalgo.

El equipo de trabajo alcanzó las 25 personas y estuvo a cargo de profesores e investigadores del IMO, tanto de la Universidad de Concepción como de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Además de profesionales técnicos y estudiantes tanto de magíster como de doctorado de estas universidades.

Jean Pierre Molina