Home » Noticia Destacada » Seminario aborda desafíos y oportunidades para el bioemprendimiento regional
Seminario aborda desafíos y oportunidades para el bioemprendimiento regional
Seminario aborda desafíos y oportunidades para el bioemprendimiento regional
Escrito por Jeannette Valenzuela
30 de noviembre de 2012

La importancia que el sector forestal tiene para la región –con un 72% de las exportaciones;  unos 180 mil puestos de trabajo directos y el doble, indirectos- es, a juicio, del director del Centro de Biotecnología, Jaime Rodríguez, una gran oportunidad para avanzar hacia el establecimiento de una “bioeconomía” desde esta zona.

El investigador explicó el concepto de bioeconomía implica una revolución en la forma en que la sociedad obtendrá fuentes vitales de carbono y energía, reduciendo el proceso de dependencia del petróleo, donde la biotecnología cobra un papel central, como medio para proveer los recursos renovables para la obtención de bioproductos.

Rodríguez fue uno de los conferencistas del primer seminario de Biotecnología de la Región del Biobío: Desafíos y oportunidades para el bioemprendimiento regional, que se llevó  a cabo esta mañana en el auditorio Jaime Baeza, organizado por el Centro de Biotecnología y la Incubadora de Empresas de Alta Tecnología, de la UdeC,  junto con la Asociación Chilena de Biotecnología, Asembio.

Rodríguez también se refirió al potencial de otras actividades en bioeconomía, como los cultivos de algas que existen en la región, que pueden ser valorizados desde la biotecnología. De las algas, dijo, se pueden fabricar  papeles bioactivos, embalajes de frutas, polímeros, productos químicos y nutracéuticos, lo que –a su juicio- representa una oportunidad de trabajo para gente que lo necesita.

Pese a las oportunidades que el país y la región tienen en esta nueva economía, Rodríguez advierte que la tarea no es fácil. “(Los países que no tienen combustibles fósiles) somos chiquitos peleando con toda la economía basada en el petróleo, que es un gigante, con conglomerados económicos, con países que tienen muchos recursos para demorar este cambio”.

En opinión de Rodríguez, las posibilidades de desarrollar esta visión en nuestro país, más que subsidios requiere de normas claras que estimulen el emprendimiento en el área. Por ejemplo -dice- contar con medidas que promuevan la incorporación de porcentajes de biocombustibles en fuentes energéticas o que establezcan la obligatoriedad del uso de bolsas de plástico biodegradable en el comercio.

Para el presidente de Asembio, Patricio Araneda, en tanto, uno de los aspectos que puede ayudar al desarrollo de negocios biotecnológicos tiene que ver con el establecimiento de un “ecosistema” favorable al emprendimiento, donde –dijo- “es clave el apoyo del gobierno, con subsidios, regulaciones y fondos a los que se pueda postular de manera individual o como empresa.

El encuentro fue inaugurado por el vicerrector de Investigación y Desarrollo, Bernabé Rivas, quien resaltó los esfuerzos realizados por la UdeC en la construcción de una cultura de emprendimiento, de la vinculación entre la academia del sector productivo y de generación de conocimiento de avanzada, en la perspectiva del desarrollo de la Región.

En dicho contexto situó el proyecto para la creación del Parque Científico y Tecnológico del Biobío, “iniciativa que va en la dirección de los mismos objetivos  trazados en este taller de bioemprendimiento”, y el trabajo realizado por el Centro de Biotecnología –en el desarrollo biotecnológico regional- e IdeaIncuba en el apoyo a los nuevos emprendedores.