Exalumnos en el Mundo

Gabriel Elizondo.jpg

Gabriel Elizondo, ingeniero civil industrial, VP of Growth de Toptal en Silicon Valley

“Jamás voy a olvidar la disciplina que desarrollé gracias a los primeros años de ingeniería. Después de pasar esos cursos, no hay test o universidad en la que uno no pueda tener éxito”

 

 
Gabriel Elizondo es Ingeniero Civil Industrial y Magíster en Ingeniería Industrial de la UdeC. El terremoto de 2010 no sólo lo marcó como a todos los penquistas, sino que también lo impulsó a colaborar creando una “farmacia de emergencia” para entregar medicamentos a más de 10 mil personas. Esto le permitió, además de ayudar,  dimensionar su propia capacidad de liderar iniciativas de gran impacto.

En 2013 postuló a una beca para hacer un MBA en Stanford sobre emprendimiento social y tecnología. En 2015, junto a tres chilenos, fundó Zafe Technologies, una startup orientada a desarrollar un sistema inteligente de seguridad domiciliaria y a fines de 2016 se integró a Facebook, en Silicon Valley, donde estuvo encargado de potenciar la innovación en Latinoamérica. En esa época fue elegido como uno de los 100 líderes jóvenes del año en Chile, selección realizada por la Revista Sábado de El Mercurio y el Departamento de Liderazgo de la Escuela de Negocios Universidad Adolfo Ibáñez.

Actualmente es  vicepresidente de marketing de crecimiento de Toptal, una startup que consiste en  una red de los mejores desarrolladores de software independientes, diseñadores y expertos en finanzas del mundo para trabajar en forma remota con grandes empresas.

¿Qué te motivó a estudiar en la UdeC y cómo imaginabas tu vida profesional?
Cuando tenía 5 años, cada mañana salía con mi abuelo a regar los árboles de su casa. Un día le pregunté a él, que quería que yo fuese "cuando grande". Me respondió que Presidente de Chile. Esa conversación inició semanas de conversaciones asociadas a mi futuro que me marcaron muchísimo, y fueron en parte una de las razones por las que decidí estudiar Ingeniería en la UdeC, un lugar meritocrático y de excelencia, que eventualmente me permitiera acceder a las mejores opciones para tener el impacto que espero de mi vida - sea algún día en política, o como lo he hecho hasta ahora, teniendo impacto positivo, económico y social,  a través de la tecnología.

¿Cómo recuerdas tu época de estudiante en la UdeC?
Estudiar en la UdeC fue una experiencia increíble, forjé amistades con compañeros y profesores que hasta el día de hoy valoro muchísimo, y por cierto a todos les debo parte de lo que he logrado profesionalmente. Jamás voy a olvidar la disciplina que desarrollé gracias a los primeros años de ingeniería. Después de pasar esos cursos, no hay test o universidad en la que uno no pueda tener éxito.

 
  ¿Cómo cambio tu visión el terremoto de 2010?
El terremoto fue una experiencia compleja. Vivía en San Pedro, tuve que cruzar a pie a Concepción, porque no tenía mi auto ese día, preocuparme de mi familia, lidiar con el miedo a los saqueos, y finalmente, organizar una farmacia en base a donaciones en la Radio Bio Bio. Esa experiencia fue increíble. En tan solo 24 horas logramos armar algo que operaba de manera perfecta y terminó ayudando a más de 10.000 personas en los 4 días que operamos. El terremoto fue una experiencia muy dolorosa para nuestra región, pero dentro de todo lo malo, estoy feliz de haber podido hacer algo que ayudara a tantas familias, y que a la vez me inspirara a ayudar aún más. De hecho, terminé aceptando un trabajo en la ONG Acción Emprendedora, y migré a Santiago con la misión de conseguir fondos públicos y privados para ayudar a los microemprendedores a comenzar de nuevo.
 
¿Por qué decidiste  continuar con tus estudios de posgrado en Estados Unidos?
Esta respuesta tiene un poco de crítica social. En general,  si alguien quiere lograr tener impacto a escala en Chile, se tiene que tener dinero, familia/redes, o muy, pero muy buena educación.  Por ende, siempre supe que iba a eventualmente postular a universidades como Stanford, Harvard, o MIT. Era "el camino más realista" para tener una carrera profesional con impacto.
La verdad es que las mejores universidades del mundo están sin lugar a dudas en USA. Más aún, el lugar con más oportunidades para gente con ideas y perseverancia es Silicon Valley, así que escogí Stanford por sobre universidades como Harvard o Cambridge, que también me aceptaron, por las oportunidades que ofrece.

¿Cómo fue tu experiencia como estudiante de Stanford?
Los dos años en Stanford fueron increíbles. Es difícil describirlo brevemente, pero la oportunidad de vivir en una comunidad donde todos, incluso los deportistas que ganan medallas olímpicas, se sienten orgullosos de ser "nerds" (Nerd Nation),  donde todas las semanas teníamos la oportunidad de estar en clases o reuniones privadas con líderes mundiales, donde viajamos por el mundo como parte de nuestro programa, e interactué con compañeros que tenían historias increíbles, desde medallas olímpicas hasta ser cazadores de piratas en Somalia. Hacer un MBA en Stanford aún se siente como un privilegio que me abrió oportunidades que jamás había soñado.

¿Cómo te has adaptado en lo personal y familiar?
Definitivamente es una diferente cultura, y se extraña a la familia y amigos de Chile, sin embargo, he tenido el privilegio de construir amistades en USA, y viajo regularmente a Chile. Lo que se ha hecho más difícil es tener a mi madre lejos. Ella, graduada de Servicio Social de la UdeC, me educó sola y como buena mujer independiente, no quiere irse a USA, sino que mantener su vida en Concepción.

¿Cómo fue emprender en el mercado norteamericano con Zafe Technologies?
Emprender fue una aventura increíble, mi socio era un Stanford MBA de unas clases anteriores a la mía, y aprendí muchísimo de esa experiencia. La velocidad e intensidad con las que se trabaja en Silicon Valley se sentía 10x la velocidad en Chile, así que fue un tremendo aprendizaje. Finalmente, decidí salirme de la compañía y buscar trabajo para poder recibir una VISA de trabajo, lo cual es bien complejo si te quieres quedar.

Y eso fue nada menos que en Facebook ¿Cómo fue tu experiencia laboral en esa compañía?
Trabajar en Facebook fue increible! Es como un universo paralelo: Facebook se preocupa que cada empleado esté feliz y lo más productivo posible, así que se encargan de todo el resto. Teníamos comida, lavaseco, asistentes virtuales, centro médico, gimnasio, y mucho más, gratis en las oficinas de Facebook. Desde un punto de vista profesional, yo estaba a cargo del crecimiento de Workplace by Facebook en las Américas, fue un desafío brutal, pero logré tener los mejores resultados a nivel global y  aprendí muchísimo.

 ¿Por qué tomaste la migrar a Toptal?
 Fue difícil partir de Facebook , pero la oportunidad de convertirme en el VP of Growth de Toptal, una startup en crecimiento exponencial que está democratizando el acceso al mejor talento del mundo, fue la razón de mi partida.  Toptal partió el 2010, y hemos crecido a más de 150M USD en ventas anuales desde entonces.  Le estamos dando la oportunidad a profesionales de las tecnologías de trabajar para las mejores empresas de Silicon Valley y el mundo sin necesidad de irse de sus países y ciudades, pues todo es remoto.  
 
¿Hay oportunidades para otros exalumnos en TopTal, qué requisitos deben cumplir?
Si, somos una empresa 100% remota, así que no es necesario estar en USA para trabajar en Toptal dentro de nuestro equipo, o como parte de nuestra red de talento. Para nuestra red de talento, buscamos los mejores software engineers, diseñadores, y expertos en Finanzas o Project Management. El proceso de selección es muy intenso y aprobamos a menos del 3% de los postulantes, pero si entran, van a trabajar en proyectos remotos con empresas como AirBnB, JP Morgan, etc.,  Si están interensados usen este link: www.toptal.com/#stanford  
Por otra parte, acabamos de lanzar una beca para mujeres, consistente en USD$10,000 y mentoría de mujeres muy exitosas que son parte de la red de Toptal. Me encantaría que mujeres estudiantes UdeC postulen. Pueden obtener toda la información en  https://www.toptal.com/scholarships-for-women.

¿Mantienes contacto con la UdeC o compañeros?
Si!  Siempre trato de reunirme con profesores y ex-compañeros en Concepción, especialmente Pablo Catalán e Inti Núñez que además fueron grandes mentores en todo el proceso de llegar a Stanford.  
 
¿Cómo visualizas hoy tu futuro profesional?
Una etapa a la vez. Por ahora, estoy feliz en Toptal ayudando a democratizar el acceso a talento y trabajo a escala global. El próximo capítulo es incierto, pero sí tengo claro que tener impacto positivo y a escala global es la constante de mi carrera profesional. No he olvidado las conversaciones con mi abuelo.

 
Anterior                                                                  Programa Radial Alma Máter

 

 

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile