Actualidad legislativa

carlos columna_0.preview_7_0_2_9_1_0.jpg

Carlos Contreras

Abogado
carloscontreras.quintana@gmail.com

Referirse a la actividad legislativa en estos días es una tarea muy compleja, pues lo que uno debería hacer es referirse a la actividad parlamentaria por excelencia, esto es, la generación de leyes por parte del Parlamento, pero las situaciones generadas en estos días nos conducen por otros comentarios que, lamentablemente forman parte de nuestra realidad.

El primer aspecto a destacar tiene que ver con la supuesta “sequía legislativa” que se constataba en el Congreso como consecuencia de una baja remisión de proyectos leyes por parte del gobierno. Al respecto creo que no es novedad que el gobierno presente un bajo número de proyectos leyes remitidos al Congreso, pues el estilo de gobierno del Presidente Piñera ha estado marcado por gobernar a partir de los decretos, que son normas legales que se originan en los Ministerios en las distintas áreas de acción, así por ejemplo aconteció con el reglamento referido a la interrupción del embarazo, pero esa decisión no puede, ni debe, constituir una mala decisión o una deficiente gestión, es simplemente una decisión de quien gobierna.

Por otro lado, los parlamentarios tampoco se destacan por estar preferentemente preocupados por discutir y aprobar las leyes, prueba de lo anterior es la baja asistencia de los “Honorables” a las sesiones del Congreso y basta con observar el canal que transmite las sesiones y las noticias para constatar que esto es una realidad. En el mismo sentido, parece que las situaciones anexas, como reprender o llamar la atención a académicos de alto nivel por no vestir con determinadas exigencias en sus exposiciones para las Comisiones, tienen mayor importancia y generar mayor trascendencia…bueno, es evidente que en nuestro país vale más la pinta, la facha, la apariencia que los contenidos sustantivos, el conocimiento y el intelecto que “no se ve”. Así las cosas, no podemos lamentarnos acerca de la pobreza de nuestro Parlamento, pobreza que se extiende más allá de la simple tramitación de proyectos.

Entre tanto diálogo político intrascendente, se aprobó en la Cámara de Diputados el proyecto de flexibilización laboral para jóvenes que permite su contratación cuando estos estudian, destacándose que no tienen derecho a indemnización al término de la relación laboral, ni beneficios previsionales. Aún no tengo el texto, pero parece que busca atender a un grupo determinado de la población que es muy acotado y, en caso alguno debería estimarse como útil para la estrategia destinada a generar más y mejores empleos, porque claramente no responde a ese objetivo.

Finalmente sólo debo señalar la pena que me ha generado esta mala decisión de crear un Consejo Nacional de Inteligencia por parte del Presidente de la República, pues si bien es cierto ya se modificó el nombre y no puedo atribuir mala intención en la reinstalación de una sigla que signaba a una institución que fue brutal para una parte importante de la población de nuestro país, es evidente que todavía no estamos de acuerdo con parte de nuestra historia, ya que aunque fuera un descuido o una desprolijidad como hoy se designa eufemísticamente a un error inexcusable, existen nombres y denominaciones que no deben, ni pueden ser reeditados en nuestro presente, precisamente por el dolor que representan.

 

Columna publicada por La Prensa Austral

 

Anterior                                                                                Siguiente

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile