Perfiles de Exalumnos

loreto.jpg

María Loreto Ormeño, profesora de Inglés y fundadora de Wellness Technologies

Liderando una empresa familiar de proyección internacional

María Loreto Ormeño se ha hecho un nombre en el mundo del emprendimiento, como la fundadora de Inversiones Wellness Technologies LTDA, una empresa familiar de biotecnología, dedicada a la producción y comercialización de probióticos con aplicación en humanos, que ha desarrollado de  la mano de investigadores de la Universidad de Concepción.  

En 2011, Wellness Technologies obtuvo el primer lugar en el Silicon Valley Inmersion Program.  El 2016 fue elegida empresa destacada de la región del Bío Bío, seleccionada para prospección internacional.  En 2017 recibió el Premio PYME en la categoría innovación científica y recientemente  fue invitada especial a la II Cumbre Regional de Innovación desarrollada por Cidere Bío Bío. Todo esto la ha llevado a aparecer continuamente en los medios de comunicación regionales. 

Pero sin duda, el mayor logro de María Loreto con su emprendimiento ha sido  poner a la a venta su primer producto, Lacte 5, en diciembre de 2017. Se trata del primer probiótico chileno cuya principal cepa probiótica es la LPM 01, aislada de la leche materna humana, que está catalogado como suplemento inmunoestimulante que ayuda a la salud gastrointestinal. 

Si bien el emprendimiento ha mantenido a María Loreto estrechamente ligada con la UdeC, su historia con la Universidad partió mucho antes, y no en el ámbito de la Biotecnología. Estudió Pedagogía en Inglés, principalmente por su gusto por ese idioma,  y ante la necesidad de elegir una alternativa, por no  haber quedado en su primera elección, que era Derecho.  “Me faltaron solo 30 puntos y no había opción de que corriera la lista”, recuerda. 

Define sus años de estudiante como “una época muy entretenida, ya que el espíritu universitario y la presencia de la Universidad de Concepción se percibía en muchas de las actividades de la ciudad.  Las estudiantinas marcaban la época junto a la fiesta de la primavera.  El profesorado en el Instituto de Lenguas era dedicado y de un excelente nivel, y lo más entretenido "El Bartolo" donde entre clases tomábamos café, cigarritos y conversa”. 

A fines del último año de carrera, la Directora de Manpower, exalumna de la UdeC, solicita al departamento de Inglés la recomendación de cinco alumnas de la promoción para formar el curso "Mastery of Integral English". María Loreto fue recomendada y se hizo cargo del ramo "conversación en inglés".  Luego pasó a formar parte del staff de Servicios Temporarios de Manpower, donde su primera asignación fue reemplazar a la secretaria del Superintendente de Petroquímica Dow, quien no aceptaba candidatas que no tuvieran full inglés.  “Esa oportunidad me abre el camino para incursionar en empresas de altos estándares como es Dow, Citibank y embajada de Canadá”, asegura Loreto, quien en 1988 pasó a formar parte de Petroquímica Dow, donde desarrolló habilidades en adquisiciones y comercio exterior. 

Su primera experiencia en el emprendimiento se inició 5 años más tarde, estando casada y siendo madre de 3 niños. “Decido dejar la vida dependiente y emprendo con mi hermana un negocio de distribución de verduras llamado Santa Clara fresh y posteriormente el primer restaurante en el Country Club de Concepción”, detalla.

El año 96 decide volver a la vida dependiente y comienza nuevamente en el Banco Sudamericano.  Siempre buscando el desarrollo, vuelve el año 98 al área industrial, pero tiempo más tarde renace su inquietud por emprender. 

“Comienzo a buscar el desarrollar un alimento funcional para enfermos de cáncer que contribuya a mejorar su calidad de vida.  Coincidentemente, la empresa para la cual trabajo, comienza a incursionar en nuevos negocios y a capacitar al personal de la empresa en competencias de innovación y liderazgo.  Con este nuevo conocimiento, el emprendimiento se apalanca y empieza su largo camino hasta el día de hoy. Consciente de la inversión que había que hacer para dar el paso inicial de generar credibilidad, y los siguientes para validarse en un proyecto fuera de mi área de formación, continúo en paralelo con mi trabajo dependiente y liderando el emprendimiento”, explica María Loreto.

Relata que al conocer los probióticos, buscando una fórmula para el desarrollo del alimento funcional, visualizaron la potencialidad y contrataron a la UdeC para los primeros estudios de viabilidad.  Explica que “con los buenos resultados, realizamos una nueva contratación de servicios y con la vigilancia tecnológica realizada previamente, procedemos a patentar en forma conjunta con la Universidad”. 

La emprendedora señala que este fue sólo el primer paso de un camino de 10 años, que hoy ve la luz gracias a la capacidad de adaptación que tuvo la empresa para enfrentar los distintos obstáculos y donde el camino hubo que hacerlo al andar. Destaca especialmente el apoyo incondicional de su familia y de otras personas. “Mi marido y mis hijos han aportado desde sus capacidades al proyecto y somos todos socios en la empresa. El equipo para el desarrollo de lacte 5 fue producto de la generación de asociatividad entre diferentes organismos que fueron apoyando al equipo familiar original.  La Oficina de Transferencia y Licenciamiento de la Universidad (OTL) e Incuba de la UdeC han sido de suma relevancia en todas las etapas del desarrollo.  Las más destacadas están relacionadas con fuerte apoyo en la presentación de propiedad intelectual, vinculación con los organismos del estado y apoyo en la etapa de start up. También haber contado con el apoyo técnico de nuestro  Director médico, Director científico, y asesor en microbiología en España, ha sido vital”, afirma. 

María Loreto enfatiza que Lacte 5 es el único producto a nivel mundial que tiene un probiótico con patente concedida en aplicación oncológica en los principales países de la Unión Europea y Canadá. En Chile salió al mercado para solucionar problemas de índole gastrointestinal de público general, ya que la aplicación oncológica, que fue su inspiración original,  exige una mayor validación, que se está llevando a cabo en la actualidad. 

“Los principales beneficios están asociados a prevenir las molestias asociadas al desbalance de la flora intestinal, principalmente hinchazón y tránsito irregular, como diarrea o estreñimiento.  No tiene contraindicaciones, ya que es un probiótico que cumple con todas las exigencias europeas FAO/OMS de seguridad alimentaria”, sostiene.

María Loreto comenta que, como profesora de inglés, sumergirse en el mundo de la ciencia y liderar un proyecto como este “ha sido una experiencia de vida espectacular.  Es inspirador haber hecho el camino rompiendo los mitos de lo tradicional.  Lo más difícil en Chile fue generar credibilidad en los organismos estatales y en la misma Universidad.  No habría sido posible si no nos hubiésemos creído el cuento y si no hubiésemos estado dispuestos a arriesgar. El proyecto en toda su primera etapa y en todo lo relacionado con la mantención de la propiedad intelectual,  ha sido financiado con recursos propios”.

Para el futuro cercano, sus metas son la internacionalización de la cepa LPM01 a través de Lacte 5 como marca paraguas de variados suplementos, y la salida al mercado de Lacte 8 para aplicación oncológica a nivel mundial. A mediano plazo aspira a la consolidación en el mercado internacional. 

La próxima semana su emprendimiento será reconocido en los Premios UdeC: Ciencia con Impacto, organizados por la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, por su contribución en materias relacionadas a la protección de invenciones, creación de empresas de base tecnológica y licenciamiento, que han permitido que tecnologías desarrolladas al alero de la Universidad lleguen al mercado como soluciones que benefician a la sociedad.

Volver a Entrevistas                                                                       Siguiente

contacto

linked in

fondo de credito solidario

Sitio desarrollado y hospedado en Dirección de Tecnologías de Información - DTI - 2009 / Universidad de Concepción - Concepción - Chile